El gran chamuyero

Luego de decir que Boca no lo movilizaba en nada y que había encontrado su lugar en el mundo en Huracán, Gustavo Alfaro se desvinculo del Globo y reemplazara a Barros Schelotto.

Cuando llegó a Huracán reconocido por él mismo, estaba acabado y ya no tenía ganas de dirigir. Su único éxito en toda su carrera había sido en Arsenal en 2012.

Huracán lo hizo volver a ser una persona reconocida y según él mismo le devolvió las ganas de dirigir. Pese a que sus equipos nunca terminaron de funcionar el Globo pareció tener la suerte de su lado cada vez que Alfaro se sentó en el banco y saco resultados impensados, hasta gano un partido sin patear al arco.

En sus conferencias de prensa eternas que aparentaban educación con palabras complejas nos hizo creer que tenia alguna idea de juego. Nos había seducido con sus resultados y con su hablar. Hasta se podía escuchar hinchas de Huracán hablando de la escuela de Bilardo, algo casi contradictorio.

Se cansó de hablar de moral y de ética, criticando el poder en el fútbol y en la política, de la importancia de la humildad y el respeto a los acuerdos y las reglas.

A los jugadores les pedía que se queden en Huracán, les hablaba de la gloria, hasta le cantó a Marcos Diaz en el banderazo que se quede en el club.

Pero por la plata baila el mono, Alfarito se cago en todo, se fue al club del poder político y futbolistico, al de Angelici y Macri, al que tiene lo que quiere y aun así no puede superar a su rival por falta de agallas. Al que hizo que Mauro Zarate deje al club de sus amores en donde era ídolo para ser suplente y al que quiso sacarnos a Marcos Diaz en medio de un torneo.

Rompió los códigos que tenia con la gente y con los jugadores y el contrato que lo ligaba con Huracán, se olvido de la humildad y el respeto. De la lucha contra las injusticias de las que hablaba y se fue por la puerta de atrás, ni siquiera dando la cara, sino con una carta para la gente y un audio de Whatsapp para los jugadores.

Porqué le quiero decir al ex querido Alfaro que como él decía la ética y la moral si valen, y no esta bien siempre ir al existimo y al dinero. Porqué el individualismo humano es lo que nos esta llevando al desastre que hay en el mundo, porqué las formas importan y tengo fe de que algún día habrá justicia para los que tenemos ideales.


Dejanos tu comentario:
¿Te gusto la nota?
Federico Hartenstein: Owner del sitio. Realizador Audiovisual. Diseñador Web.