Historia del Club Atlético Huracán

Historia del Club Atlético Huracán

Se dice que el 25 de mayo de 1903, unos jóvenes de Nueva Pompeya fundan un Club de Fútbol bajo el nombre de “Verde esperanza no pierde” o “Verde esperanza y no se pierde”. Sin embargo, algunos afirman que dicho hecho ocurrió en 1907, pero no existe documentación para verificarlo. Siguiendo con la historia, se cree que estos jóvenes fueron hasta una Librería de la Av. Saenz, con la intención de comprar un sello de goma con el nombre del Club, pero no lo pudieron hacer. Algunas narraciones suponen que no les alcanzó el dinero para tantas letras, otras sostienen que el librero “Richino” les recomendó un nombre más corto. Así fue, que en unas de las paredes había un almanaque con la leyenda “El Huracán” y los muchachos se decidieron a poner ese nombre. El primer sello del club fue “Club Uracan, calle Ventana 859“ , La falta de la letra “H” podría deberse a que el librero era de origen italiano y esa letra se usa sólo para ciertas formas del verbo, o por olvido.

El primer Presidente del Club fue Caimi, el Secretario Brunet y el Tesorero Tomas Jensalles.
El 12 de noviembre de 1908 se realiza la segunda y definitiva fundación, cuya acta dice “Fundase en Buenos Aires con fecha de 25 de mayo de 1903 el Club Atlético Huracán y reorganizado el 1 de noviembre de 1908”, firmando como Presidente José Laguna y como Secretario Alberto Rodríguez. Quedando esta como fundación oficial de nuestro club.
A mediados de 1909 el Ingeniero Jorge Newbery pilotea por primera vez el globo aerostático “Huracán”, pero su mayor travesía la realiza el diciembre de ese año, cuando pilotea el mismo desde el Barrio de Belgrano hasta la Ciudad brasileña de Bagé. Dicho hecho inspiró el distintivo del Club. En un acta de 1910 se deja constancia de que se usará camiseta blanca con la insignia del globo Huracán. En Mayo de 1911 la Comisión Directiva designo socio honorario a Jorge Newbery y lo convirtió en el primer Presidente Honorario. Cuando el Club alcanza la categoría más alta del fútbol argentino en 1914, se el envía un telegrama al Ing. Newbery diciendo: “Hemos cumplido, el Club Atlético Huracán sin interrupción conquistó tres categorías ascendiendo a primera división como el Globo que cruzó las tres Repúblicas”.




Desde 1910 a 1931 (Amateurismo):

La primera cancha de Huracán como abanderado a Newbery, quien es el encargado de conseguir los terrenos sobre la calle Arena (hoy Almafuerte) y también los de Rioja y caseros y de gestionar para que Huracán logre entrar en la Asociación Argentina de Fútbol y la habilitación para jugar en la tercera división. Los años posteriores son algo más trabajosos que los que tuvo que pasar para llegar a primera división, logra figurar entre los primeros puestos y el campeonato se está por lograr.
En 1921 el Club obtiene su primer campeonato en primera división perdiendo solo un partido de 18 jugados. Repite la hazaña en 1922 ganando 13 de 16 partidos jugados y en 1923 se da una situación particular, se suspende el Campeonato cuando iba primero por sobre dos puntos con Boca Juniors y se decide jugar partido desempate que gana el xeneise por dos a cero. En aquella época jugar con boca era un clásico, ya que los dos equipos eran los mejores. 1925 es un año de éxito luego del golpe recibido el año anterior ya el equipo quemero le gana a Nueva Chicago consiguiendo el titulo. En 1928 Huracán logra otro nuevo campeonato, pero ahora logrando 58 puntos en un torneo que duró 16 meses.
Se dice que Huracán se proclama uno de los principales animadores de los torneos amateur, figurando salvo en 1930 siempre entre los primeros diez equipos.
Dentro de los jugadores destacados de esta década se encuentran Stabile; Baldonedo; y Cesario Onzari, que convirtió el primer gol olímpico ante Uruguay cuando jugaba para la Selección Argentina, en 1924



Desde 1931 a 1970: Los Primeros años de profesionalismo
Los primeros años distan de grandes conquistas.
En 1939 Tomas A. Duco consigue los predios de la sede y la realización del estadio. También crece hasta 20.000 socios la masa societaria.
En la primera mitad de la década del 50 Huracán pelea por no descender. En la segunda mitad pelea por salir campeón, pero nada de esto sucede.
En 1967 se produce la reestructuración de los torneos nacionales y a partir de allí nacen el Metropolitano y el Nacional, allí es donde el Club se recupera levemente.
En estos años el hombre más destacado del globo fue el jugador con mayor promedio de gol en la selección nacional Argentina y el goleador e ídolo de Huracán, Herminio Masantonio.



Desde 1970 hasta el 2000:
Durante los 70´ Huracán tiene una buena perfomance. El equipo sale tercero en 1972 dejando a los jugadores Brindisi y Avallay como goleadores del torneo, siendo el único equipo que gana a San Lorenzo en la segunda rueda con una goleada de 3 a 0.
Huracán gana el Campeonato de 1973 quedando en la historia del Fútbol Argentino.
El plantel estaba compuesto por: Jorge Carrascosa, Nelson Chabay, Omar Larrosa, Héctor Roganti, Francisco Russo, Alfil Basile, Daniel Buglione, Rene Orlando “el loco” Houseman, Carlos Babington, Carlos Leone, Roque Avallay, Miguel Brindisi, Eduardo Quiroga, Leonidas Del Valle, José Scalise, Edgardo Cantú, Ricardo Tello, Rubén Ríos, Adolfo Keurikian, Angel Tolisano, Alberto Fanesi, Dante Roma y Carlos Ceballos. Y el técnico era “el flaco” Menotti. Este realmente fue “el equipo del siglo”.


En 1975 y 1976 logró los Subcampeonatos. La década del 80 no fue buena, descendió en 1986 a la B Nacional, por primera vez en su historia, cuatro años militando en la segunda categoría hasta que 1990 el globo regresa a la máxima división de la mano de Carlos Babington, esta vez como técnico y entre los jugadores resaltaban Antonio “el turco” Mohamed, Víctor Hugo Delgado y Héctor Herrero. En 1994 Huracán logra el subcampeonato, resignando una final con Independiente.

Desde el 2000 hasta el 2009:
Luego las malas administraciones hicieron que Huracán regrese a la segunda categoría. Otra vez, Carlos Babington regresa como DT y lo devuelve a primera, con la ayuda de entre otros Gastón Casas, Luís González y Daniel “el rolfi” Montenegro.
En el 2003, continúan las malas dirigencias políticas, volviendo Huracán a la B Nacional donde permaneció cuatro años. Apunto de escalar a la primera división en todas las oportunidades, Huracán asciende con la dirección técnica de Antonio “El Turco” Mohamed, uno de los máximos ídolos de la institución y mas querido por la gente quemera. El globo ascendió a primera luego de una polémica final ante San Martín de San Juan, arbitrada por el señor Jiménez, que cuando ganaba el globo 2 a 1 agrego 8 minutos, no cobro una clara infracción a Mauro Milano y cobro 2 tiros libres para los sanjuaninos donde le dieron vuelta el resultado. Luego de esta final Huracán jugo la promoción ante Godoy Cruz y pudo ascender. El equipo: Leo Díaz; Claudio Úbeda, Paolo Goltz, Cristian Díaz; Cristian Sánchez Prette (O G. Solana), Cristian Cellay, Hugo Barrientos, Federico Poggi; Walter Coyete; Mauro Milano y Joaquin Larribey. Y esta vez como presidente aparece nuevamente Babington, uno de los más corruptos presidentes de la institución y uno de los principales responsables del posterior descenso.
En 2009 Angel Cappa asumió la dirección técnica del primer equipo y a partir de sus conceptos de buen juego heredado por Cesar Menotti Huracán se transformo en un equipo que ganaba, gustaba y goleaba, muy similar al del 73 dirigido por el “Flaco”. Los once del globo eran Gaston Monzon; Carlos Araujo, Paolo Goltz, Eduardo Dominguez, Carlos Arano; Leandro Diaz, Mario Bolatti, Cesar “El Maestrico” Gonzalez; Javier “el Flaco” Pastore; Matias Defederico y Federico Nieto. Sin hacer muchos refuerzos, sino más que nada subiendo a los pibes del club, y basándose muy fuertemente en su filosofía del buen juego y el “tiki-tiki”, el DT logro convencer a toda la argentina, a excepción de San Lorenzo y Velez, que el globo debía ser el campeón. Pero en la final que jugo la ultima fecha del campeonato frente al “Fortin” de Liniers, Gabriel Brasenas, arbitro del encuentro, le robo alevosamente el campeonato a Huracán, inclinando la cancha en todo el partido, no cobrándo un gol a los pocos minutos de juego al globo y aceptando un gol a Velez en el ultimo minuto del partido cuando el aquero tras una clarisima falta del ex Huracan Juaquin Larrivey al arquero quemero. A este equipo subcampeón se los denomino los “Angeles de Cappa”



El estadio
En 1939 Tomas A. Duco consigue los predios de la sede y la realización del estadio. En 1940 se inagura el predio de Amancio Alcorta y Luna, en un partido con Boca Juniors.
La capacidad del estadio, en un principio, era de 60.000 espectadores y, en esa época, estaba desglosada en 55.000 populares y 5.000 plateas. Pero, a principios de la década de 1960, el estadio sufrió la modificación de la tribuna que da la espalda a la calle Miravé ya que, mientras se jugaba un partido San Lorenzo – River Plate, se cayó parte de la misma y los técnicos especialistas en ese tipo de estructuras determinaron que la capacidad máxima de ese sector no debía ser mayor de 5.000 personas. Por lo tanto, toda esa tribuna fue transformada en plateas y la capacidad total quedó reducida a 50.000 espectadores.


La camiseta y el Escudo
El primer nombre de nuestro club fue, como ya lo mencione antes Verde Esperanza y no se Pierde y la primera camiseta por lo tanto tuvo este color. Después, al bautizarse Huracán, se cambio por el color blanco, con vivos rojos en su cuello y mangas. Obviamente además del globo rojo, que se adopta como escudo de la camiseta del club en homenaje hacia el Ingeniero Jorge Newbery, luego de realizar 3 ascensos ininterrumpidos (3º, 2º y 1º división) como cantidad de países que cruzó Newbery de un solo vuelo en su globo.
Aparentemente la camiseta tiene estos colores porque los humildes fundadores del globo cuando fueron a comprar la camiseta, eran las únicas que había.