Los energúmenos de siempre…

En la final de Futsal Femenino, disputada en el Club Alvear, se produjeron serios incidentes entre la barra brava de San Lorenzo y los hinchas de Huracán presentes.

Ya nada sorprende. La violencia de estos muchachos va más allá de los colores, más allá de las circunstancias. La final de la Copa Argentina de Futsal Femenino, una competencia completamente sana y que convoca a las familias de las jugadoras y algunos hinchas comunes, no pudo terminar por un acto de cobardía de algunos integrantes la barra de San Lorenzo, que aprovecharon la situación e intentaron robar algunas banderas que había en la tribuna del Globo.

Los delincuentes con camisetas azulgranas comenzaron a romper los autos estacionados en Avenida Directorio, y luego intentaron ingresar a la fuerza a la tribuna de Huracán, donde ya se encontraban algunos infiltrados del Ciclón.

Al fracasar en su intento, y ante la reacción de los hinchas Quemeros, se produjeron enfrentamientos cuerpo a cuerpo fuera del club, aunque también hubo piedrazos y se escucharon algunas “detonaciones”.

Gisele Piamonte, jugadora de declaro en Gol de vestuario : “Huracán llevó hinchas con banderas hechas con témperas y la barra de San Lorenzo vino a robarse banderas familiares. Muchos estaban armados”.

En tanto, la final, que iba 1-1 (en la ida ganó 2-0 San Lorenzo), no pudo concluir y las jugadores de ambos equipos se fueron llorando de la tristeza.


Dejanos tu comentario:
¿Te gusto la nota?
Staff de Aguante Huracán