Verdades, rumores y desmanejos

Después de conseguir el triunfo sobre Atlético Tucumán que lo posicionaba en zona de clasificación a la Copa Sudamericana, Huracán recibió una sanción de la Superliga que pone en jaque el ingreso a la competencia internacional del próximo año. El club apeló, la Copa de la Superliga no modificó su cuadro y Conmebol le dio la bienvenida al Globo. Sin embargo, la escasez de certezas sigue al pie del cañón.

Que sí, que no, que entra, que no entra. Las malas noticias para Huracán no tardaron en llegar para opacar la victoria en la última jornada del torneo local, que le permitió -junto con el descenso de Tigre- quedar entre los diez primeros de la tabla y entre los nueve con acceso a competencias internacionales. Después incluso del saludo y la felicitación de la Conmebol para Huracán por el ingreso a la Copa Sudamericana 2020, la Superliga Argentina de Fútbol oficializó un fallo que condena el método de pago del club y un supuesto falseamiento de la declaración jurada con la quita de seis puntos y la imposibilidad de incorporar jugadores a mitad de año.

Sin embargo, ante la apelación de Huracán, que operó de la misma manera que San Lorenzo -único otro club auditado-, quedó en suspenso el castigo hasta la instancia de defensa del club y la respuesta y resolución final de la organizadora del torneo de Primera División. Las formas de llevar a cabo las sanciones por parte de la SAF son difíciles de explicar: pretende restarle puntos al Ciclón en la temporada 2019/20, pero hacerlo al Globo en la actual (2018/19). Además, aunque tal quita conllevara un inevitable descenso en la tabla de posiciones para el Globo, no estaría dispuesta a modificar las llaves de la Copa de la Superliga, que se definen, justamente, por el lugar ocupado en la tabla final del campeonato.

Desde la Comisión Directiva quemera, afirman que no habrá impedimento alguno para incorporar jugadores en junio, cuando se abra el próximo mercado de pases. Además, señalan que, de ser necesario, llegarán hasta la FIFA para evitar la quita de puntos. De manera oficial, no hubo más que un breve comunicado a través de la página web, donde también se informó taxativamente el duelo a doble partido ante el clásico rival. Ningún involucrado se precipita en acciones ni declaraciones. “Hasta enero hay tiempo para resolver”, aseguran desde Superliga.

Mientras tanto, ya se pronunciaron terceros con intereses en juego: Nicolás Russo, presidente de Lanús, pretende que se haga efectiva la sanción para que su club ocupe el lugar del Globo en la competencia internacional del próximo año. El mandamás del Granate es uno de los popes de la SAF junto a Matías Lammens, presidente de San Lorenzo, que pugnará por lo opuesto para no perjudicar a su institución.


Dejanos tu comentario:
¿Te gusto la nota?
Matías Ciancio: Periodista. Docente. Ayer, DirecTV Sports. Hoy, Rock and Ball. Mañana, quién sabe.