Huracán se impuso 2-1 a Crucero del Norte en el Ducó y debutó en el año con un triunfo más que valioso. Los dirigidos por Frank Kudelka tuvieron pasajes de buen juego y remontaron el resultado tras irse al descanso con el marcador en contra. Patricio Toranzo regresó al Palacio, recibió la ovación del público y fue figura.

Foto: Daniel Méndez

«Hoy me contenté con algo que no nos daba tres puntos, ni siquiera uno; los chicos salieron aplaudidos aún perdiendo, eso significa que se transmitió algo de adentro hacia afuera». Las palabras de Kudelka referenciaron a un hecho ineludible que se apreció ayer en la tarde lluviosa de Parque Patricios. Hubo un cambio. Se jugó -se ganó- solo un partido y los veinte que restan pueden conducir a la gloria o a la intrascendencia, pero no se puede negar que Huracán pasó por una pretemporada versátil cuya consecuencia es un equipo renovado, que dejó una imagen positiva de cara a la incipiente segunda rueda del campeonato.

Aunque los problemas del semestre pasado no desaparecieron por completo. Un error de la defensa -la organización de la línea de fondo todavía es el talón de Aquiles- desembocó en una temprana desventaja en el marcador. Claudio Fileppi, el mismo que vulneró el arco de Diego Pozo en la primera fecha, dejó sin chances a Gastón Monzón con un cabezazo al borde del área chica. Hasta entonces, el Globo era superior al Colectivero, lo atacaba con decisión. Toranzo asumió el rol de líder, Alejandro Capurro aportó pausa y distribución en el mediocampo, Matías Defederico y Lucas Villafáñez profundizaron las bandas con su velocidad. Incluso en la derrota parcial, Huracán manejó los hilos del partido ante un rival de poco nombre pero gran presente.

En el segundo tiempo llegó la remontada. La lluvia cesó y los dirigidos por Kudelka dieron rienda suelta a la propuesta ofensiva que se gestó en el receso veraniego. De hecho, fue Germán Mandarino, el lateral derecho del equipo, quien fue barrido violentamente en el área del club misionero. Leandro Caruso lanzó desde el punto penal e igualó el tanteador. Dueño del partido y animado por el empate, el local arremetió con mayor intensidad. Solo cuatro minutos después, Defederico encontró un despeje corto, remató y estampó el 2-1, que sería definitivo. La media hora restante sirvió para el desahogo del público, que cantó, alentó y pidió por el ascenso. El camino es largo, pero, como dijo el propio entrenador, «difícil, no imposible».

Huracán: Monzón; Mandarino, Mancinelli, Domínguez, Arano; Cuesta; Capurro, Toranzo; Villafáñez, Caruso y Defederico.

DT: Frank Kudelka.

Crucero del Norte: Caffa; Pérez, Rosso, Tomasini, Romero; Torres, Nievas Escobar, Cálgaro, Fileppi; Olivares y Aquino.

DT: Iván Delfino.

Árbitro: Saúl Laverni.

Estadio: Tomás A. Ducó.

Goles: 13 PT – Fileppi; 18 ST – Caruso (penal); 22 ST – Defederico.

Cambios: 7 ST – Ábila por Villafáñez; 23 ST – Álvarez por Fileppi; 26 ST – Milano por Defederico; 35 ST – Cabrera por Cálgaro; 40 ST – Roda por Torres; 42 ST – Villarruel por Toranzo.

Amonestados: 29 ST – Pérez; 41 ST – Romero; 47 ST – Cuesta.

Incidencias: 25 ST – Claudio Fileppi, que había sido reemplazado, fue expulsado del banco de suplentes.


Dejanos tu comentario:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.