Huracán cayó 2-1 ante Unión en el Ducó y comprometió sus chances de ascenso. El Globo no pudo ante el puntero de la zona y sumó su quinta derrota como local en el torneo. Ahora, debe ganar los dos partidos que restan para quedar entre los primeros cinco o forzar un desempate.

Foto: Facebook Huracán Oficial

«Toda causa tiene su efecto, todo efecto tiene su causa; todo sucede de acuerdo con la Ley. La suerte no es más que el nombre que se le da a una ley no conocida. Hay muchos planos de casualidad, pero nada escapa a la Ley». Así reza el sexto principio metafísico. Aunque hay aristas, aunque se trata de un espectro completamente diferente, aunque no lo parezca, la regla explica a la perfección la realidad que atraviesa Huracán en la Primera B Nacional.

No se pueden esquivar las consecuencias de los actos propios. Se pueden eludir las responsabilidades durante algún tiempo, pero tarde o temprano siempre hay que rendir cuentas. Y el Globo está rindiendo cuentas. Desde el punto de vista físico y desde la perspectiva emocional. Sobrar la categoría, jugar con negligencia muchos partidos, obligó al club de Parque Patricios a necesitar de una remontada épica para llegar a la meta pensada a mitad de año. El sprint final es cuesta arriba para los hoy dirigidos por Néstor Apuzzo, que ayer sintieron en las piernas los cuatro triunfos que habían hilvanado en los últimos días.

Ahora, aparecen por delante tres compromisos con tres finales posibles: consagración gloriosa, obligación cumplida o fracaso colosal. Dentro de dos semanas, Huracán puede estar en Primera División, ser parte de la Copa Libertadores 2015 o aguardar la próxima temporada para enfrentar a Central Córdoba de Santiago Del Estero. El resultado final es imposible de anticipar, pero, sea cual sea, no olvidemos este desarrollo, este camino innecesariamente sufrido, que es consecuencia de muchísimos errores y equivocaciones que no se deberán repetir nunca más.


Dejanos tu comentario:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.