Cuatro años después, volverá el clásico de barrio más grande del mundo. Huracán visitará a San Lorenzo en el Nuevo Gasómetro desde las 18.15.

Cuando se trata de pasiones nada tiene sustento o explicación. Más, cuando aquel sentimiento tuvo que ser reprimido por tantos años. Es diferente, aunque parezca una frase hecha. No lo es. Realmente es diferente. Por 90 minutos no interesa nada más. Hasta te diría que… en los días previos no interesa nada más. No hay antes, no hay después, no hay estadísticas, no hay actualidad, no hay pasado, ni futuro. Sólo hay historia y dos camisetas que se odian. Sí señor, se odian, pero también se aman. Por más que nadie lo admita. Los necesitamos. Y Ellos a nosotros. Nos hacemos falta unos a los otros, por más que allá se haya festejado ese maldito descenso. Volvimos. Y volvimos campeones. La Libertadores está latente, y ese sueño de tan sólo jugarla se empieza a extender un poco más a lo que podría ser unos octavos de final. La Primera división puso la historia en su lugar y espera que en Parque Patricios se empiecen a hacer las cosas bien. Pero hoy es otra cosa. Lo que sucederá esta tarde allá en el Nuevo Gasómetro es otro tema…

Que la gente no va a estar es sólo un decir. ¿Cómo decir que no los van a acompañar? Si van a estar ahí, en sus casas, comiéndose las uñas frente al televisor en cada ataque de Ellos. Si van a estar observando atónitos, ante cada pelota que capture Wanchope, ante cada pisada del Kaku o del Pato, ante cada atajada de Marcos, que ojalá no sean muchas…

Dicho lo anterior, como esto es diferente, La Previa de Aguante Huracán es un poco diferente. Sepan disculpar. La primera persona y los sentimientos del autor no deberían figurar en ella. Pero es lo que me sale, lo que siento. Lo que sentimos. Acá, sera con Díaz; Nervo, Mancinelli, Domínguez, Sotelo; Gallegos, Vismara; Montenegro, Toranzo, Romero Gamarra; Ábila. Allá, con Torrico, Buffarini, Cetto, Caruso, Más; Kalinski, Mercer; Mussis, Blanco, Romagnoli; Matos.

Que sea lo que tenga que ser, pero que sea en paz. VOLVIÓ EL CLÁSICO DE BARRIO MÁS GRANDE DEL MUNDO. ¡QUE LA PELOTA EMPIECE A RODAR!


Dejanos tu comentario:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.