Huracán iniciará su camino en la Copa Argentina 2014/15 en un momento delicado, de pobres resultados y en zona de descenso. El último campeón enfrentará a Independiente Rivadavia el próximo martes, a las 20, en Alta Córdoba. Néstor Apuzzo ya confirmó la presencia de titulares para el compromiso ante la Lepra mendocina, que será por los 32avos de final de la competencia.

Del mar de análisis y posturas posibles, hay dos grandes detalles opuestos que se pueden extraer para pensar el partido que afrontará el Globo en el estadio de Instituto. Por un lado, la obligación de un enfrentamiento a todo o nada en una realidad, cuanto menos, inadecuada: solo un par triunfos en los últimos dos meses, puesto 27 en el torneo local y comprometido por un promedio flaco (0.692).

Por otro lado, la estadística marca que los mejores resultados obtenidos por el equipo, este equipo, fueron en duelos definitorios, con la soga al cuello o cuando hubo cosas importantes en juego. Así, las victorias en la segunda mitad del semestre pasado llegaron cuando parecía que el club se quedaría en la B Nacional. Lo propio ocurrió en el camino a la consagración frente a Rosario Central y en el desempate ante Atlético Tucumán. Sin ir tan lejos, los únicos logros de los últimos 60 días fueron ante Cruzeiro y River, uno para llegar con chances a la última jornada de la Copa Libertadores, otro por un título.

Ciertamente, la profunda caída que sufrió Huracán en Venezuela frente a Mineros forma parte de los choques claves que encaró este año. Es, además, el más recordado por el pésimo nivel de juego y el sabor amargo que dejó la liviandad de los de Parque Patricios, que tendrán en unos días otro examen de fuego. Intenso o insulso, concentrado o alicaído. ¿Qué versión presentará el Globo para defender su corona?


Dejanos tu comentario:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.