Te recomiendo que leas esta nota escuchando este tema:
[audiotube id=»CdDDY5nVA3A»]

A lo mejor de la boca para afuera nos hacemos un poco los boludos. Disimulamos, actuamos como que la situación no nos afecta demasiado, le restamos un poquito de importancia porque los otros también se ponen en esa postura de «no nos interesa tanto». Sin embargo, todos sabemos que esta es la semana que estábamos esperando desde que se anunció en el calendario, esa que culminará con los únicos 90 minutos in-negociables, los gloriosos, esos que esperaste durante todo el año. Día a día tratás de bajar la ansiedad del momento, pero a medida que se acerca la fecha te ponés a pensar sin parar. ¿Hoy se nos dará a nosotros?

Esta misma noche, te acostaste al lado de tu mujer como todas las noches de tu vida, pero esta vez no le podés prestar atención a su relato, tampoco te interesa esa mini serie pedorra con la que te terminaste enganchando, y por el amor de Dios… ¡Que ni se le ocurra poner el programita ese donde bailan como monitos! Porque por fuera te seguís haciendo el que para vos es una noche más de tantas otras miles, pero no. Ahora, mientras estas leyendo esta previa, bostezas porque no pudiste pegar un ojo en toda la madrugada. Pasaste 400 veces los cuatro canales de deportes (para los señores burgueses con antena satelital propia serán varios más) mientras ella ya roncaba. Te morías de ganas de desmayarte en la almohada, pero los recuerdos te venían a la mente, uno atrás del otro, sin que vos los llamaras.

Te acordaste del último 3-0 utópico, del cabezazo de Paolo, del enganche infernal del Negro Herrero, de la definición de Tito Villa, de Morquio colgado del alambrado… algunos un poquito más longevos y memoriosos, pensarán en aquellas cinco victorias al hilo allá por los años 70, pero seguramente la mayoría de ellos no estará en este momento leyendo mi relato.

Esta es la única previa en la que me permito hablar en primera persona, por más que a los jefes de esta página no les guste (Belga y Barba, los quiero mucho). Y sí, por que son las dos menos cuarto de la mañana de un día viernes, y a mi no me pareció que haya un mejor plan que sentarme a redactar estas líneas. Así como lo leíste, de corrido: 1.44 hs, y estoy escribiendo esto con la ilusión de que mañana vos te levantes y antes de irte para el Palacio le pegues una leída y te sientas un poquito identificado con lo que yo te conté que me pasa.

Otra vez vamos de punto. Pero está bien, que ellos sean banca, que crean que esto va a ser un trámite. Aunque por dentro saben que existe la posibilidad de que además de perder un clásico, los bajen de un tirón de la punta, y les corten la buena racha. Por favor… ¡Qué lindo sería! Es lo único que le pedimos al de arriba en toda la semana… en todo el mes… Te digo que hasta mes y medio estiramos…

Ponele la camiseta a tu nene, decile a tu viejo que se levante del sillón, agarrá los carnets de todos (si compraste la entrada, sacá la cuenta y andá el fin de semana que viene a hacerte socio), y partí para Alcorta y Luna. Andá con esa ilusión que tenías cuando te tomaste el primer mate del día mientras leías las líneas que el diario le dedicó al partido de esta tarde. Llená bien el termo porque con los nervios que debés tener no vas a probar bocado hasta las 18.15. Llegó el momento quemero. Serán ellos o nosotros, porque esto es así, fútbol sencillamente. Una vez que te ubiques en ese lugarcito que tenés siempre en la Bonavena ya vas a estar más tranquilo. Llegó el desafío que querés ganar de la manera que sea. Ojalá mañana, a esta misma hora, estemos todos juntos celebrando entre copas.

Síntesis:

Huracán: Marcos Díaz; José San Román, Martín Nervo, Federico Mancinelli, Carlos Arano; Mauro Bogado, Federico Vismara; Cristian Espinoza, Daniel Montenegro, Patricio Toranzo/David Distéfano; Ramón Ábila.

DT: Eduardo Domínguez.

San Lorenzo: Sebastián Torrico, Julio Buffarini, Matías Caruzzo, Mario Yepes, Emanuel Mas, Héctor Villalba, Juan Mercier, Néstor Ortigoza, Sebastián Blanco, Martín Cauteruccio y Mauro Matos.

DT: Edgardo Bauza.

Árbitro: Sergio Pezzotta

Transmite: Telefé y El Ojo del Huracán (AM 1090).

 


Dejanos tu comentario:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.