Huracán comienza su camino en la Copa Argentina. Esta vez no irá ante Rosario, sino frente a Central Córdoba de Rosario. Que la historia se repita…

Eran Díaz difíciles. Huracán seguía militando en la segunda categoría del fútbol argentino y la posibilidad de ascender simultáneamente con otros cinco equipos estaba cada vez más lejos. Por eso, pese al avance en la Copa, el malestar seguía vigente. Los de afuera decían que no había Pity que nos venga bien. Insistían con que debíamos disfrutar de ese momento sin pensar en lo otro. El problema era que, mientras avanzábamos en una, no podíamos permitirnos Erramuspe en la otra. Tal cual: en el torneo, no Abila margen de error…

De todas formas, Pato a Pato nos ilusionamos. No queríamos quedarnos Mancinellis, había que arriesgar para sacarnos la Espinoza de una vez por todas. Por eso sufríamos los Domínguez, mientras que festejábamos los días de semana.
El ascenso era una obligación, lo otro un simple Chiche. Un Chiche con el que nos animamos a jugar. Con el que especulamos un poco pero así y todo, sabíamos que indudablemente queríamos tenerlo en nuestras manos…
Llegamos a San Juan, la que se convertiría en nuestra Tierra Santa. ¡Chupate esa Mandarino! Dicen que las Brujas no existen, pero que las hay las hay. Y ahí estaba Huracán: el que había dejado atrás a Estudiantes, a Rafaela y hasta al mismísimo Boca, el Kaku del torneo.
Llegamos a los penales y la cosa se puso brava. No había Bogado que pudiera salvarnos de este juicio final. Estábamos aTorassa contra la pared. Pero en ese momento, los Díaz difíciles quedaron atrás. Esos mismos Díaz se volvieron gloriosos, inolvidables, mitológicos. Cuando parecía que todo se iba al demonio, Rosario Central hizo Sapo. No era un cuento de Gallegos, era la pura realidad. Las lágrimas de angustia derramadas, fueron luego de felicidad y desahogo.
Conceptualmente dicen que los años no varían en su longitud, pero estas 41 primaveras fueron muy muy largas. Huracán gritaba campeón y desde ese momento, la Copa Argentina pasó a ser un sacrilegio en Parque Patricios.
Esta noche, otro Central de Rosario vuelve a cruzarse en el camino. Esta vez no será al final, sino en el inicio. Los recuerdos volverán pero el resultado final determinará quién sigue y quién se va a su casa. Ojalá que otra vez, el festejo no sea de Central…

Síntesis:

Huracán: Marcos Díaz; Carlos Araujo, Hugo Nervo, Federico Mancinelli y Leonel Muller; Mauro Bogado y Lucio Compagnucci; Lucas Chacana, Alejandro Romero Gamarra y Mariano González; Nicolás Cordero. DT: Eduardo Domínguez.

Central Córdoba: Leonardo Romero; Cristian Vella, Cristian Godoy, Alan Ledesma y Gerardo Pérez; Marcelo Zaen, Renzo Funes, Brian Meza y Leandro Figueroa; Cristian Sánchez y Federico Ferrari. DT: Oscar Santángelo.

Arbitro: Luis Álvarez.
Estadio: Florencio Sola.
Horario: 21.10.
Transmiten: Canal Metro, Canal 600 de Cablevisión y El Ojo del Huracán (AM 1090).


Dejanos tu comentario:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.