Durante el mes de la primavera, la tapa a rosca del promedio se desajustó y Huracán pudo salir de la botella para mostrarse fresco y sabroso. Aire en la pelea por la permanencia, pase de ronda en la Copa Sudamericana y hasta una nueva visita agradable a Brasil. Pero estar mal cerrado le hizo perder gas y azúcar. Ante Vélez, como en Mar del Plata, el Globo no tuvo efervescencia, se relajó y no pasó del empate sin goles. Tampoco pasó del aburrimiento y el rendimiento bajo. El invicto, si bien cada vez más largo, es un cúmulo de empates con algunos triunfos resonantes, pero aislados.

Por supuesto, la igualdad con el Fortín tuvo un asterisco nada pequeño: el recambio. Si Eduardo Domínguez tiene planes a futuro en Huracán, debe pensar en diciembre y enero -en el mercado de pases- cada vez que mira hacia el banco de suplentes. Y la cuestión no se remonta exclusivamente a las sentidas ausencias de los dos mejores volantes del plantel, sino a la labor de las piezas alternativas, que resultó menos que insuficiente sin recurrir a Vismara y Bogado como parámetros. Gallegos, Villarruel y Torassa, tres que supieron aportar desde el banco en diferentes momentos de la temporada, no estuvieron a la altura de un compromiso ante un rival repleto de juveniles y dudas.

El contador de puntos sigue en marcha y eso siempre es positivo. Pero los de Parque Patricios deben respetar cierto ritmo si quieren llegar a la meta y jugársela por la competencia internacional. El armado del equipo y el resguardo de algunos nombres importantes señalan que hubo un viraje de prioridades. No es una cuestión de sopesar y analizar decisiones, sino de hacer lo que sea necesario para respaldar y llevar a cabo la elegida. La irregularidad ha sido el rasgo característico de un año más que movido para Huracán, con sorpresas buenas y malas. De cara al sprint final, la sobriedad será la herramienta más útil para alentar a las primeras y circunscribir las segundas.


Dejanos tu comentario:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.