Matías Alejandro Giménez, quien rápidamente comenzó a sonar con fuerza ante la posibilidad caída de Juan Pablo Rodríguez, pasó este viernes por la Sede Social y estampó su firma en un contrato que lo vincula a la institución por 6 meses.

El misionero, que surgió de las divisiones inferiores de Tigre y tuvo paso por San Lorenzo y Belgrano de Córdoba, se desempeñaba en Boca, aunque hace en el último semestre no fue tenido en cuenta por Falcioni. Como Bianchi tenía pensada la misma suerte, el club y el jugador decidieron, de común acuerdo, la libertad de acción.

El volante por izquierda, que tiene 28 años, ya viajó a Mar del Plata para sumarse a la pretemporada. De esta forma, Giménez se convirtió en el primero de los dos refuerzos que puede sumar el Club Atlético Huracán.


Dejanos tu comentario:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.