Huracán empató sin goles ante Brown en Adrogué y se alejó aún más de los primeros puestos del certamen. El Globo mereció algo más, tuvo varias llegadas de riesgo y transformó al arquero rival en figura. Alejandro Capurro fue baja a último momento por un problema personal y, por tal razón, Eduardo Domínguez volvió a la titularidad y a la capitanía.

Foto: Daniel Méndez

Jugada preparada tras un tiro de esquina, remató Ábila desde el punto penal. Afuera. Se tropezó un defensor rival, se fue Defederico mano a mano y definió de zurda. Tapó el arquero. Martínez habilitó a Wanchope, entró al área y le pegó cruzado con la de palo. Desviado. Centro frontal al área de Brown, la peinó Domínguez. Giordano, al córner. Recibió Caruso una descarga de un compañero, probó de media distancia. La pelota besó el palo. Final del partido. Llegadas, muchas. Resultado, cero a cero.

Así como lo fue la igualdad sin goles ante Ferro, el partido ante Brown dejó ciertos matices para Huracán. Definitivamente, las ausencias de Capurro y Toranzo significaron la reducción a la mínima expresión de la propuesta de juego de Frank Kudelka. La posesión del balón no pareció un privilegio sino un martirio para el equipo de Parque Patricios, que, sin embargo, sorteó dicha dificultad con una virtud que no se había visto nunca antes en el torneo, un engranaje vertiginoso. Las jugadas se precipitaban hacia su culminación, sin mayor recorrido de la pelota que el mínimo necesario. La velocidad de Espinoza y Martínez profundizó las bandas y Ábila marcó presencia entre los zagueros del Tricolor. Fue el propio Wanchope quien más oportunidades tuvo para convertir, pero a su puntería le faltó fineza.

El empate no suma, aunque en la tabla figure que el Globo tiene un punto más. Se ancló en el puesto 12. Creció la distancia con el tercero. El déficit de gol fuera del Ducó se acentuó (seis tantos en 16 presentaciones). En el rendimiento colectivo persisten las fallas. Restan once fechas para el cierre de temporada y el destino del equipo es una incógnita. Hay quienes creen que el objetivo es el ascenso. Otros, terminar entre los diez primeros y aferrarse al posible nuevo torneo de AFA. Unos pocos, proyectar el plantel para el próximo certamen. Lo único cierto es que Huracán sumó en su boletín otro recuperatorio pendiente, porque en Adrogué tuvo la mira desviada.

Huracán: Díaz; Mandarino, Mancinelli, Domínguez, Arano; Villarruel, Cuesta, Defederico; Espinoza, Ábila y Martínez.

DT: Frank Kudelka.

Brown de Adrogué: Giordano; Barbosa, Soto, Echeverría, Lemmo; Fabro, Villamayor, Maidana, Sproat; Caggiano y Guerreiro.

DT: Pablo Vicó.

Árbitro: Federico Beligoy.

Estadio: Lorenzo Arandilla.

Goles: No hubo.

Cambios: 9 ST – Caruso por Martínez; 24 ST – García por Caggiano; 31 ST – Gallegos por Villarruel; 32 ST – Enrique por Fabro; 35 ST – Cortave por Barbosa; 39 ST – Villafáñez por Espinoza.

Amonestados: 0 PT – Cuesta; 24 PT – Espinoza; 9 ST – Lemmo; 14 ST – Barbosa; 23 ST – Soto; 36 ST – Mancinelli.


Dejanos tu comentario:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.