A último momento, Daniel Gastón «Rolfi» Montenegro acordó su regreso a Huracán. Ayer, firmó por un año a préstamo con opción de renovación.

Desde hace unos años, la relación entre la gente de Huracán y Rolfi Montenegro no era la mejor. En la encuesta de este sitio, de 812 personas que participaron, el 55% (448) votó que no aceptaría al jugador de nuevo en el club, el 36% (295) que sí lo haría y el 9% restante, que lo pensaría. Esta tendencia se daba hasta entre dirigentes: varios amenazaron con renunciar si el jugador volvía a Parque Patricios; de hecho, la relación entre varios miembros de la CD quedó resquebrajada tras el anuncio del último refuerzo quemero.

Esta situación se debía a que Rolfi no retornó cuando el Globo más lo necesitaba: en la B Nacional. Los propios dirigentes de la institución hicieron público el textual del representante del futbolista, «no jugaría en esa categoría». De esta forma, a los 33 años, Montenegro sí regresó al país, pero para jugar en Independiente, en donde las vueltas del destino le jugaron una mala pasada y lo llevaron a ser parte del descenso del Rojo a la segunda división del fútbol argentino.

Si de destino hablamos, más retorcido fue lo que le tocó al mediapunta en junio del año pasado. El desempate por un único lugar en Primera entre Independiente y Huracán lo tuvo del lado de los de Avellaneda. En aquel recordado y desaforado festejo junto al resto de los dirigidos por Omar De Felippe, Rolfi rompió muchos corazones más. Hoy, la situación del Globo es distinta: campeón de la última Copa Argentina y en fase de grupos de la Libertadores. La de Montenegro, también: 35 años y sin lugar en el equipo de Jorge Almirón.

Para sorpresa de todos, el lunes, Alejandro Nadur se reunió con el jugador en Automóviles San Jorge, su empresa. Aunque Huracán no lo tenía inscrito, el presidente quería contar con los servicios del ex River y América de México, más allá de la posterior desmentida ante los medios. «Me hubiese encantado tener al Montenegro de 28 años», dijo el pope quemero. Así, Rolfi podría desvincularse con mayor facilidad (y mayor rédito económico) de Independiente.

«Hasta ayer (miércoles a la noche), solo estaba la posibilidad de Chicago», declaró Montenegro tras firmar en Caseros 3159. El hombre que iniciará esta tarde su tercer ciclo en el club llegó cuando parecía imposible. Huracán no tenía permiso para incorporarlo, pero ayer mismo, la dirigencia consiguió la autorización (AFA lo permitió por la lesión de Carlos Arano).

Desplante al Torito de Mataderos de por medio (el presidente Ramos hasta le había dado la bienvenida vía Twitter), Rolfi está de nuevo en La Quema. Trece años pasaron desde la última vez que se puso la camiseta de Huracán. Ojalá pueda recomponer su relación con el hincha con grandes logros deportivos y volver a ser el ídolo que alguna vez fue.


Dejanos tu comentario:

1 comentario en «Montenegro, de vuelta en La Quema»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.