Huracán empató sin goles ante Ferro en el Ducó y acumuló tres partidos sin triunfos. El conjunto local conservó la pelota durante todo el encuentro, pero no supo generar peligro en el arco rival ni siquiera con cuatro delanteros en cancha. Frank Kudelka, apoyado por dirigentes e hinchas, se iría en caso de perder con Independiente, próxima fecha.

Foto: Daniel Méndez

Vamos a ver cómo es el reino del revés, pero no el de María Elena Walsh. Acá no hay un ladrón juez ni un oso que entre en una nuez. Tampoco un bebé con barba o un año que dura un mes. En este reino del revés, el de Huracán, el Globo se presenta con indumentaria verde y Ferro viste color blanco. El equipo tiene la pelota durante noventa minutos, pero no patea al arco. El rival no lo ataca nunca, pero los mejores son los que defienden. El técnico tiene el apoyo de la dirigencia y de los hinchas, pero camina por la cuerda floja. En resumen, Huracán está en los primeros puestos, solo que para poder apreciarlo hay que tomar la tabla y darla vuelta, ponerla del revés.

Es difícil encontrar un empate sin goles que deje tela para cortar. El de ayer, entre los conjuntos de Parque Patricios y Caballito, sí lo hizo. Al menos por el lado de Huracán, cuyas falencias quedaron en descubierto y preocupan de sobremanera de cara a lo que viene. Todo lo positivo que se vio en los primeros dos partidos del año desapareció. El Globo no fue punzante, no profundizó las bandas, sus delanteros no se conectaron y el as del equipo, Patricio Toranzo, fue de los que más se equivocó con la pelota al pie. Ferro llegó al Ducó sin ambiciones, le cedió la posesión al local y consiguió un punto prácticamente sin esfuerzo. El elenco quemero no pudo convertir ni con siete jugadores en campo ajeno -cuatro delanteros-, pero lo más llamativo es que no tuvo siquiera ocasiones para hacerlo. Todo se redujo a centros mal ejecutados y jugadas sin desenlace. El resultado final fue la consecuencia lógica del desarrollo del partido.

«La impronta ofensiva de tres cuartos de cancha en adelante no fue la suficiente para ganar; el arco de enfrente abre el camino, pero nosotros no abrimos esa puerta». Decididamente, Frank Kudelka observó fallas en la punta de lanza. A sabiendas de que el talón de Aquiles ha sido, durante todo el torneo, la defensa, no alcanzan los dedos de la mano para contar las cosas que se deben corregir. El entrenador cuenta con el apoyo de la comisión directiva y también de los hinchas, que demuestran su banca en las redes sociales, pero aún así se puso un plazo. El duelo del próximo sábado, ante Independiente en Avellaneda, será clave para definir su continuidad. El cruce ante tamaño rival implicará tener recaudos, pero también coraje, voluntad e inteligencia. El equipo deberá crecer. Por lo pronto, ayer se jugó contra Ferro, pero el más verde fue Huracán.

Huracán: Díaz; Mandarino, Domínguez, Cuesta, Sotelo; Villarruel; Capurro, Toranzo; Espinoza, Caruso y Defederico.

DT: Frank Kudelka.

Ferro: Losa; Chiminó, Páez, Tuzzio, Mazur; Coll, Lemos, Zaninovic, Acuña; Vegetti y Vera.

DT: Claudio Marini y Luis Medero.

Árbitro: Mauro Giannini.

Estadio: Tomás A. Ducó.

Goles: No hubo.

Cambios: 8 ST – Ábila por Espinoza; 16 ST – Illanes por Vera; 17 ST – Romero Gamarra por Capurro; 36 ST – Rébola por Acuña; 38 ST – Milano por Sotelo.

Amonestados: 13 PT – Caruso; 26 PT – Páez; 36 PT – Mazur; 43 PT – Villarruel; 13 ST – Lemos.

Incidencias: 15 ST – Lemos recibe la segunda amonestación y se retira expulsado.


Dejanos tu comentario:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.