Huracán jugará ante Ferro en el estadio Arquitecto Ricardo Etcheverri, en Caballito, mañana a las 18 hs, sin la presencia de su gente (irá por TV Pública). Así se había estipulado el martes en reunión de AFA. Sin embargo, la organización del fútbol argentino, que cuenta en su haber innumerables errores, mediocridades y vaivenes, sumó otro calamitoso episodio.

Desde temprano y hasta pasadas las tres de la tarde de hoy, día anterior al partido, se manejó la posibilidad de que el partido se juegue con público quemero. Esto se debe a que la dirigencia de Huracán solicitó el cambio de escenario para que puedan asistir, al menos, sus socios. Error 1: La solicitud formal de Huracán se realiza 24 hs antes del encuentro.

Desde AFA se comunicaron con Ferro el miércoles por la noche para avisarles que debían conseguir un estadio en el que pudieran albergar público visitante. Como es lógico, al club verdolaga no le cayó bien la noticia y puso el grito en el cielo. Lo mismo iba a hacer hoy en la nueva reunión a disputarse en calle Viamonte, sin embargo, no hubo un representante que pudiera postular los reclamos. Error 2: Ferro no envía un representante a la reunión.

Ante la ausencia de gente de Ferro y el pedido de Huracán, AFA designa por su cuenta, sin consultar a los clubes o al organismo de seguridad, el estadio al que se trasladaría el partido: el León Kolbovsky de Villa Crespo, la casa de Atlanta. Como además el encuentro no debía finalizar de noche, se modifica el horario, se pasa a las 15 hs. El nuevo escenario y hora de juego se publica en la web oficial de AFA y también en los espacios virtuales (Facebook y Twitter) de Huracán. Al hacerse público, la gente del Globo comienza a planear cómo asistir al cotejo. Error 3: Se decide la localía de Ferro sin su presencia y consentimiento, obviando al organismo de seguridad.

Una vez difundidos los datos de escenario y horario nuevos de juego, comienza el debate entre AFA-Ferro-Huracán-Seguridad. Éstos últimos aclaran que no pueden armar un operativo de un día para el otro, en un estadio diferente al cual se había designado con anterioridad. Los representantes de la Asociación de Fútbol Argentino insisten pero no obtienen el visto bueno. A esto se suma la queja de Ferro por el costo económico y de logística que implica un cambio de tal magnitud a menos de 24 hs del partido. La conclusión, se da marcha atrás, vuelven a notificar por los medios oficiales que el encuentro será en Caballito a las 18 y la gente de Huracán no podrá asistir… ¿Es necesario marcar un nuevo error?

Hubo errores de AFA, de Huracán, de Ferro y del organismo de seguridad. De todos, menos de la gente, que irónicamente resulta ser la única perjudicada. Hinchas del Globo y del Verdolaga debieron estar durante horas atentos y pendientes a las idas y vueltas de los responsables de la organización, para que todo quede como al principio o peor, por el coqueteo que hubo con la posibilidad de público quemero. ¿Algún día se respetará y pensará en el hincha del fútbol?


Dejanos tu comentario:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.