Huracán perdió 2-0 ante Crucero del Norte en el Tomás Ducó y despertó antiguos fantasmas. Lejos del nivel de juego pretendido, el Globo fue desordenado, lamentó las fallas a la hora de definir y padeció propias desatenciones en defensa. Kudelka, enojado por los insultos, dijo que «esta forma de jugar nos llevó a una final, pero la gente se olvida».

Foto: Daniel Méndez

Impotente en ataque, inseguro en defensa y perdedor. Huracán modelo 2013 salió del garage y jugó una carrera ante el Colectivero misionero, que se impuso con muy poco y se llevó de Parque Patricios tres puntos para acomodarse entre los primeros cinco lugares de la zona. El partido tuvo un desarrollo poco convencional, pero de sabor extrañamente conocido para los hinchas locales. Merecimiento, sí; resultado, no. Déjà vu.

El equipo de Frank Kudelka, punzante y protagonista, urgido por un triunfo, atacó por todos los sectores del campo y con varias alternativas. Martínez y Espinoza profundizaron las bandas, Milla no fue tanto pivote como sí centrodelantero, Toranzo y Villarruel probaron a Caffa desde la media distancia, hasta Arano y Erramuspe se convirtieron en referencias ofensivas por sus respectivos laterales. Sin embargo, el conjunto quemero no podría vulnerar jamás a Crucero, que explotó al máximo el rendimiento impecable de sus zagueros y la fineza de sus puntas.

Fuera de los puestos de ascenso y con varios nombres en la lista de bajas -Díaz, Mandarino, Villarruel-, el futuro inmediato de Huracán marcará a fuego el destino del año. La visita a Unión en Santa Fe el próximo lunes será el primer compromiso que tendrá la semana más agitada de la temporada: jueves, Banfield por Copa Argentina; domingo, All Boys en el Ducó. FDK, cuyo malestar se percibe en cada post partido, tendrá la difícil tarea de recuperar el nivel futbolístico y emocional de un equipo que retrocedió varios casilleros y transita un presente pasado.


Dejanos tu comentario:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.