Huracán empató sin goles con Boca Unidos en Corrientes y sumó un punto tras más de un mes. Un rendimiento colectivo pobre y fútbol de vuelo bajo le alcanzaron para ser superior a su rival y cortar la racha de derrotas. Ferrero llegó a la quinta amarilla y se perderá el próximo encuentro. Fue el único y último partido antes de la llegada del nuevo entrenador.

No se perdió. Esa pequeña oración data lo único positivo que dejó para Huracán el enfrentamiento ante Boca Unidos. Había que abandonar la senda de derrotas que se encadenaban desde el fatídico partido ante Independiente en el Ducó y que llevó a la renuncia a Antonio Mohamed. El empate, primero del Globo en el torneo, no sirve ni siquiera para escapar de los últimos puestos, pero terminó con el sabor amargo que se venía repitiendo semana tras semana.

Néstor Apuzzo elaboró una alineación más ordenada que la de las últimas fechas. La línea de fondo conservó su posición y los laterales no se proyectaron. Víctor Cuesta, en rol de volante central, colaboró con la marca y la contención, secundado por Lucas Villarruel. Gonzalo Martínez también retrocedió para sumar otro hombre detrás de mitad de cancha a la hora de defender. Se consolidó un bloque que fue filtrado pocas veces por el conjunto local.

El partido no pasó de la igualdad porque la otra mitad del equipo, la más adelantada, no rindió de igual forma. Juan José Arraya cayó en fuera de juego una y otra vez, Mauro Milano no pudo desequilibrar ni por el medio ni por las bandas, Martínez arrancó sus jugadas muy lejos del arco aurirrojo. El único que demostró vocación ofensiva fue Matías Defederico. El ex Corinthians tuvo dos chances claras para marcar pero Jose Martínez Gullota le ahogó ambas veces el grito.

Mañana comenzará otra semana y, con ella, llegará un entrenador, Omar Labruna o Marcelo Fuentes. Sea cual sea el que se haga cargo del comando técnico tendrá un arduo trabajo por delante. El próximo compromiso será ante Aldosivi en el Palacio Ducó. Allí ya se debería ver una nueva idea de juego, un Huracán diferente, un Globo que haya hecho del empate en Corrientes un punto y aparte.

Huracán: Monzón; Mancinelli, Ferrero, Domínguez, Arano; Villarruel, Cuesta; Milano, Defederico, Martínez; Arraya.

DT (interino): Néstor Apuzzo.

Boca Unidos: Martínez Gullota; Pérez, Maldonado, Moisés, Baroni; Ríos, Sánchez Paredes, Oviedo, Israelevich; Raymonda; Toledo.

DT: Claudio Úbeda.

Árbitro: Silvio Trucco.

Estadio: José Antonio Romero Feris.

Goles: No hubo.

Cambios: 0 ST – Núñez por Oviedo; 11 ST – Estévez por Ríos; 13 ST – Caruso por Milano; 25 ST – Romero Gamarra por Martínez; 33 ST – Benítez por Raymonda; 42 ST – Fernández por Defederico.

Amonestados: 14 ST – Ferrero; 39 ST – Moisés; 40 ST – Cuesta.


Dejanos tu comentario:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.