Vergüenza. Realmente eso es lo que siento al escuchar las palabras del presidente de nuestra institución, Alejandro Nadur, que apareció al finalizar la práctica de hoy, que fue a puertas cerradas por la «seguridad» del plantel, luego que en el día de ayer un grupo de barras ingresaran a apretar a los jugadores en una situación similar a la que derivó en la salida de Juan Manuel Llop, el técnico que más puntos sacó en las últimas temporadas.

Desconozco quiénes fueron, pero si ingresaron al campo de deportes es porque son socios del club”, dijo el presidente como si a los violentos les hubieran pedido el carnet para ingresar al predio y como si no los conociera. Si fuese así, no puede ser el presidente de Huracán ya que todo el club sabe quiénes son.

Al consultarle si realizará alguna denuncia respondió: «Estamos a disposición de las autoridades». Y, como si fuese poco, dijo que «se reforzará la seguridad en Huracán«, cuando la seguridad en el club no existe.

Así esta Huracán, así se está manejando y así pretendemos volver a ser un club grande de la primera división.

Mirá la nota completa:

Videos: PatriaQuemera

Dejanos tu comentario:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.