Finalmente, los dirigentes de Huracán y de Instituto se pusieron de acuerdo y Ramón «Wanchope» Ábila es el primer refuerzo quemero.

Luego de dos años en los que el Club Atlético Huracán no comprara a ningún jugador (el último fue Alexis Ferrero), Huracán adquirió el 100% de los derechos económicos y federativos del delantero por aproximadamente 2 millones y medio de pesos, cifra que aún no confirmaron oficialmente, como así tampoco la forma de pago.

Ramón Ábila es un centrodelantero de 24 años de edad y 1,75 metros de altura. En la semana se había mostrado triste por dejar al club de sus amores, Instituto de Córdoba, pero contento por el interés de un club grande como Huracán.


Dejanos tu comentario:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.