Huracán recuperó la memoria, le ganó 1-0 a River y se adjudicó la Supercopa Argentina. Edson Puch marcó el gol del Globo, que aguantó el ataque progresivo del Millonario y consiguió su título número 13. Gracias al triunfo, durante la segunda mitad del año, el Quemero jugará la Copa Sudamericana.

supercopa

Argentina, Libertadores, Supercopa, Sudamericana… Soplan vientos de cambios. Aunque hay varias cosas para criticar, muchos asuntos que mejorar y ciertas cuestiones a corregir, la realidad, como diría Néstor Apuzzo, es una sola. Los motivos de enojo y crisis ya no son derrotas contra equipos de la B ni el vaciamiento de la institución. Hoy, a las penas las traen quedar afuera del máximo certamen continental de clubes o no haber reforzado la plantilla para afrontar más de una competición. Por supuesto, jamás se debe caer en el conformismo, pero, nobleza obliga, la primavera llegó temprano a Parque Patricios.

En la previa de Aguante (Volver al futuro), se habló de la arista más linda del fútbol, su carácter imprevisible. En efecto, River era el claro favorito, pero Huracán fue el justo ganador. En el ya entrañable San Juan del Bicentenario, reaparecieron el hambre, el sacrificio y la fiereza. Como contra Cruzeiro, los jugadores flamearon la bandera de la intensidad y ostentaron la concentración e inteligencia necesarias para explotar las bandas (¡Volviste, CE7!), marcar la diferencia, abroquelarse en el fondo y sostener el resultado que permitió un grito extrañamente familiar: Campeón.

De cara a lo que viene, el rugido deberá darse en el torneo local, abandonado por tantos compromisos internacionales ajenos a lo usual. Ya habrá tiempo para pensar en ese campeonato sudamericano que tendrá al Globo en sus filas por vez primera. También, para solventar esa reciente asignatura obligatoria del club, las temporadas a doble o triple frente. Estudiarlas, analizarlas, adoptarlas. De esa manera, pelear y ganar títulos no será una circunstancia aislada sino moneda corriente para un Huracán que, en 2015, está ido de copas.


Dejanos tu comentario:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.