Huracán cayó 1-0 ante Gimnasia en Jujuy y sumó su segunda derrota en tres presentaciones. Como en Misiones la primera fecha, una desatención defensiva derivó en el gol rival. Levantó el nivel sobre el final y pudo empatar, pero se quedó con las manos vacías. Queda mucho pero hay que empezar a corregir.

Otro tropezón. El Globo se vuelve una vez más con las manos vacías del interior. En Jujuy, Gimnasia se aprovechó de una distracción tras una pelota parada y se puso en ventaja en el marcador. Como en el debut ante Crucero del Norte, Huracán no pudo reponerse del cachetazo. Es cierto que el gol de Quiroga lo despertó, lo avispó, le hizo saber que tenía con que ganar. Y fue a buscar el empate. Hasta se usaron todos los cambios para que ingresaran delanteros. Pero no logró revertir la historia.

Se sabe que las primeras fechas de un torneo tan largo son de transición, son esas en las cuales el equipo debe conocerse y plasmar en cancha lo que preparó durante la pretemporada. En lo posible, durante esa formación, hay que cosechar puntos. Por el momento, el conjunto dirigido por Mohamed tiene 3 de 9 (ya está a 6 de Defensa y Justicia, el puntero, que ganó todo lo que jugó hasta ahora). Pero lo que enciende las alarmas es el nivel de juego. Este plantel se conoce desde hace más dos meses, viajaron a Santa Fe para una óptima preparación, disputaron amistosos juntos con la base del actual equipo titular. Pese a todo, las ideas aún no se ven.

El triunfo ante Sportivo Belgrano alegró a muchos, por los puntos sumados y por el juego que definitivamente fue superior al del contrincante. Sin embargo, a la hora de tener la pelota y avanzar, Huracán parece un equipo improvisado. Se elaboran jugadas espontáneas, sin un patrón ni una concepción previa. Depende mucho de la inspiración de Martínez, no tiene peso en el área rival, tiende a perder de arriba en balones quietos, nunca gana la segunda jugada. Hay mucho tiempo por delante, también hay muchas cosas para corregir. Lo que vendrá de acá hasta junio próximo es indescifrable e impredecible, pero sí se puede decir a ciencia cierta que para llegar a la meta deseada hay que profundizar el trabajo. Y hay que hacerlo cuanto antes.

Huracán: Pozo; Ferrero, Domínguez, Cuesta; Velázquez, Capurro, Mandarino, Arano; Villafáñez, Díaz y Martínez.

DT: Antonio Mohamed.

Gimnasia de Jujuy: Hoyos; Ruíz, Berza, Desvaux, Domínguez; Solís, Brum, Bustos, Poclaba; Martinena y Quiroga.

DT: Mario Gómez.

Árbitro: Alejandro Castro.

Estadio: 23 de agosto.

Goles: 12 ST – Quiroga.

Cambios: 0 ST Espínola por Poclaba; 5 ST – Urresti por Martinena; 9 ST – Quintana por Villafáñez; 21 ST – Defederico por Arano; 27 ST – Salces por Bustos; 33 ST – Milano por Mandarino.

Amonestados: 28 PT – Velázquez; 11 ST Martínez; 28 ST – Solís.


Dejanos tu comentario:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.