Ayer por la noche detuvieron al delantero juvenil Nahuel Oviedo por estar acusado de golpear y robarle el arma reglamentaria a una agente de la Policía Metropolitana.

Según cuentan fuentes de la policía, el jugador iba en un auto de alta gama, acompañado por otra persona, pasaron por una esquina en donde se ubicaba una mujer policía que estaba de guardia y simularon hacerle una pregunta. Luego se bajaron, le robaron su tonfa y chaleco antibalas. Más tarde, Oviedo fue detenido y trasladado a la comisaría de la Comuna 12.

El jugador ya había estado detenido en abril de 2011, cuando fue acusado con otros dos cómplices de robar en un chalet del barrio de Villa Devoto. Esa madrugada había sido en el Citroen C3 que poseía el jugador, el cual fue perseguido por la Policía, cuando lo descubrió saliendo de una casa. En la que no había nadie, sólo habían podido robar un anillo de oro blanco con una piedra preciosa, que más tarde fue recuperada por la Policía.


Dejanos tu comentario:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.