En su presentación oficial en la temporada, Huracán enfrentará a Boca por los 16avos de final de Copa Argentina. Con equipo confirmado y tras una etapa de preparación prometedora por refuerzos y resultados, el Globo buscará pasar de ronda ante un rival de peso y al que ha enfrentado en innumerables ocasiones a lo largo de la historia. Será en San Juan, desde las 20.15, con arbitraje de Darío Herrera.

Foto: www.copaargentina.org

Muy lejos quedaron aquellos años ’20 en los que quemeros y xeneizes se repartieron casi todos los títulos de la década y pugnaban por ser el equipo más popular del país. Hoy, las realidades son muy diferentes y basta con mirar la categoría en la que juega cada club para darse cuenta. Quizás la historia fuese otra si Huracán y no Boca hubiese realizado la gira por Europa en 1925. O si los periódicos de la época no hubiesen decidido justo en ese momento darle más espacio al fútbol en sus páginas, hecho por el que la mitad más uno debería estar eternamente agradecida.

A un siglo de su primer enfrentamiento con el de La Ribera, el Globo jugará un clásico que resulta ser de los partidos más importantes en los últimos tres años. Solo menos relevante que el reciente desempate ante Independiente y, mal que le pese a los hinchas, el duelo -triunfo- ante Gimnasia de La Plata en la temporada 2011/12, que tuvo a los de Parque Patricios al borde de la B Metropolitana. En caso de hacerse del triunfo esta noche en San Juan, se avanzaría a octavos de final de la competencia por primera vez.

El argumento más importante al que deberá acudir Huracán para ganar este primer compromiso oficial, como también los demás partidos del semestre, es el respeto por la idea de juego, implantada por Frank Kudelka desde su llegada y fortalecida en la última parte del torneo pasado. La coherencia plasmada en el armado del plantel y la continuidad del cuerpo técnico forjó cinco pilares para el Globo: proyecto, base, refuerzos, juveniles e identidad colectiva. A todos ellos deberá aferrarse para lograr cosas importantes. San Juan, esta noche, será el escenario para dar el primer paso. Por la gloria y por la historia. Por la necesidad de un título y por el premio económico. Y, por supuesto, porque es un clásico.


Dejanos tu comentario:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.