Aguante Huracán analiza el rendimiento de cada jugador del Globo en el heróico triunfo por 4-0 ante Anzoátegui de Venezuela. A Azconzabal le salió redondo el planteo y los jugadores, en su mayoría, cumplieron con sus tareas sin cometer errores y mostrando una contundencia notable.

Gonzalo Marinelli: El arquero se mostró inseguro en algunos controles y salió muy poco en los pocos centros que cayeron en el área de Huracán. Fue muy preciso en los saques y generó contragolpes por dicho medio. (5.5)

Martín Nervo: El zaguero, salvo algunas imprecisiones en las salidas, estuvo correcto en la marca y no pasó sobresaltos en un partido calmo para la defensa. (6)

Carlos Araujo: El lateral, que en esta ocasión jugó de último hombre, fue uno de los futbolistas más determinantes del encuentro. Ganó todos los mano a mano y anticipó avances importantes del adversario. Además estuvo preciso en las salidas y eligió a la perfección los momentos en los cuales anticipar. (8.5)

Lucas Villalba: El zurdo no sufrió complicaciones en la marca, y tuvo criterio en sus participaciones en ataque. (6)

Leandro Cuomo: El juvenil debutó como si ya hubiese jugado cien partidos en Primera. No le pesó el encuentro ni las urgencias del equipo, y desarrolló un juego de menor a mayor, ganando confianza con el correr de los minutos. Salvo una patada innecesaria que realizó en la primera etapa, el volante jugó un partido correcto, recuperando varias pelotas y sin exponer nerviosismo cuando tuvo la redonda en sus pies. Ah, también hizo un golazo. (7)

Lucas Chacana: El media punta jugó de volante-lateral. Más allá de ser una posición inédita en su juego, el tucumano se adaptó bien y pudo generar riesgo por la banda derecha. Le faltó precisión en la terminación de las jugadas, pero provocó un gran desgaste físico en la defensa rival. (6)

Daniel Montenegro: Impecable. Está intacto. Con 38 años es el mejor jugador de Huracán en ataque. Ante Anzoátegui se cargó el equipo al hombro, generó juego, jugadas de riesgos y volvió loco a los rivales en la mitad de cancha. Su sociedad con el 17 es cada vez más productiva. (8)

Alejandro Romero Gamarra: Kaku pidió la pelota en todo momento, envió centros peligrosos, gambeteó, hizo jugar a sus compañeros y mojó sobre el final para darle la clasificación a Huracán. ¿Qué más se le puede pedir? (9)

Julio Angulo: El ecuatoriano no logró desequilibrar por izquierda. Durante los minutos que estuvo en cancha solo pudo desbordar en una ocasión, en un centro que derivó en los pies de Montenegro y en una posterior tapada del arquero. (5)

Norberto Briasco: De menor a mayor. Luego de un primer tiempo con poca participación, en el segundo apareció desde el arranque con un gol, y a partir de allí tuvo otra predisposición en el terreno y hasta pudo convertir nuevamente, pero el arquero le impidió el grito tras un potente remate de media distancia. (6.5)

Diego Mendoza: El delantero cumplió con el gol y aguantó un par de pelotas. Realizó un gran esfuerzo físico, más allá de su poca participación en los ataques. (6)

Ignacio Pusseto: Productivo ingreso del delantero. Desequilibró en varias ocasiones por la banda derecha.Entró con energía y fue peligroso por medio de su velocidad. (6)

Mariano González: El volante estuvo impreciso en los primeros contactos con el balón, pero luego se acopló a sus compañeros y generó ataques importantes por la banda derecha. (6)

Patricio Toranzo: Ingresó en los últimos minutos. Ganó más de lo que perdió. Metió una buena pelota a Chacana que concluyó en un centro peligroso. (-)


Dejanos tu comentario:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.