Huracán alcanzó su primer triunfo en el torneo y consiguió tres puntos más que muy necesitados. Sin embargo, el nivel realmente bajo de juego continúa siendo la máxima preocupación de los hinchas del Globo. En el anterior «Uno x uno» (vs Central), aclaramos que solo había algunas buenas actuaciones individuales pero no así juego colectivo. Veamos cómo les fue a los players quemeros ayer, frente al «Charro».

Daniel Islas (6.5): Medio punto más por mantener por segundo partido consecutivo su arco en cero, aunque la verdad es que no tuvo exigencias por parte del rival. Poca labor ante un Merlo que las (muy pocas) veces que le llegó fue por tiros desde lejos que se fueron afuera.

Alexis Danelón (3.5): Otra vez, mal. Me parece que cuando Walter Ferrero esté a punto físicamente, va a tener que mirar los partidos desde el banco. Sin haber tenido que esforzarse, ya que el rival no atacó en demasía, no pudo marcar correctamente (y es uno de los pocos que no tiene excusas, ya que juega en su posición y con el pelado, en un nivel aceptable, a su lado). Muy impreciso con la pelota.

Federico Mancinelli (6): Sabemos que su fuerte no es la técnica y que, a fin de cuentas, es un defensor central jugando en una categoría del ascenso argentino, por lo que se le puede aceptar que revoleé todo. Su nivel fue bueno, como el que viene teniendo. Vio la roja inmerecidamente por una falta para la cual correspondía solo amarilla.

Eduardo Domínguez (5.5): Fue un partido complicado para analizar a la defensa ya que, como dijimos, Merlo no avanzó tanto en terreno quemero, pero el capitán tuvo pasajes buenos y otros no tanto. Tiró muchos pelotazos, pero no hay un mediocampo que brinde confianza, por lo que atribuírlo como algo negativo es un tanto subjetivo. Fue amonestado por protestar ante la expulsión a Barrientos.

Nicolás Minici (7): Nuevamente demostró voluntad y entrega. Su juego no es vistoso pero sí suficiente y aceptable. El mejor de la línea de fondo y del partido. Bien por el lateral que, de a poco, se transforma en una de las piezas inamovibles del equipo titular. Faltaría que se conecte más con el mediocampo y forme pequeñas sociedades, pero la línea de volantes del Globo viene siendo lo más flojo (y lo que más cambia) del equipo.

Gonzalo Martínez (5): Así como tiene mucho que aprender, tiene una gran capacidad. No obstante, todo lo bueno que puede brindarle al equipo y, en especial, al ataque, se diluye al ponerlo a marcar. Debería jugar libre o, en todo caso, no jugar. Pero ponerlo en una posición semi defensiva o mandarlo a cumplir una función de contención no tiene sentido alguno. No pudo asociarse con Bustos por ubicarse muy alejado en el campo de juego.

Walter Busse (4): Como al «Pity», su mal rendimiento se corresponde más a la posición en la cual el DT lo ubica que a su juego en sí. Esta vez, fue doble 5 junto a Barrientos (¿no hubiera funcionado muchísimo mejor para eso Villarruel?). Sin embargo, es cierto que no solo no colabora con la marca sino que tampoco lo hace con la construcción de juego.

Hugo Barrientos (3): Falto de fútbol y de físico. Pegó por dos motivos: llegar a destiempo, y voluntad (o, si se quiere, característica) propia. Expulsado luego de una hora de juego. Será necesario para el equipo si contribuye con lo que debe, la contención y el quite, para lo cual no es estrictamente necesario el juego brusco y la patada.

Jonathan Bustos (5.5): El volante tuvo su chance como titular, pero no pudo aprovecharla por completo. Voluntad y actitud fueron sus principales virtudes ayer. No tuvo contribución de peso en el área rival. Al ubicarse sobre la banda contraria a Martínez, su socio ideal, no pudo juntarse para armar jugadas de ataque.

Mauro Milano (5): Lo cierto es que estuvo solo un tiempo en cancha y se tuvo que ir por lesión. Ante un rival duro, cuyo fuerte es la defensa, sumado al hecho de que el mediocampo de Huracán no le proveé de pelotas en zona peligrosa, no pudo desequilibrar. Solo un disparo que se fue muy lejos.

Nahuel Oviedo (5): Arrancó como titular por primera vez en el torneo, muy pedido por la gente, sin embargo no pudo devolver deportivamente lo que todos deseábamos. Ojo, ser el 9 de Huracán con este equipo es muy complicado. En especial cuando lo más flojo es el mediocampo y las jugadas de peligro que se generan son tan escasas. Aún así, no tuvo una buena tarde: poca participación, lejos del arco de Giordano.

Jerónimo Barrales (6): La primera vez que aprueba en esta sección de Aguante Huracán. No fue una actuación brillante ni mucho menos, pero el gol, que sirvió a la victoria, le suma puntaje. Ganó varias veces de arriba ante una defensa que parecía imbatible en sus últimos partidos. La misma voluntad de siempre. Tema aparte su falta de respeto para con la gente de Huracán (dedicó el festejo hacia la Miravé, pidiendo silencio), lo cual no tomamos en cuenta para analizarlo deportivamente.

Santiago Chacón (5): Ingresó por Bustos a falta de 17 minutos, por lo que, con el descuento, jugó más de 20. No participó en ninguna jugada relativa. Así como no tuvo faltas, tampoco aciertos. Ni negativo, ni positivo: puntaje medio para él.

Julián Bottaro (6.5): Contando el descuento, solo jugó 15 minutos, sin embargo, fue uno de los mejores jugadores, junto a Minici. Su lugar fue la banda derecha, por la cual encaró y desbordó varias veces. Su insistencia fue lo que permitió a Huracán avanzar, en los últimos minutos, en terreno rival. Bien por el juvenil.

El Globo venía de tener su promedio AH más alto, frente a Rosario Central, logrando la marca de 5,95. Sin embargo, esta vez, aún logrando su primera victoria, el puntaje de los jugadores sumó menos que nunca, y lograron entre todos un promedio Aguante Huracán de 5,25. Conclusión: hay que mejorar, y muchísimo, en el juego. Esperemos que la quinta sea la vencida, y la próxima fecha, además del triunfo, se logre un juego colectivo asociado.

 


Dejanos tu comentario: