Huracán empató 2 a 2 ante Instituto en el Ducó. Estando dos goles abajo, logró alcanzar el empate, aunque le valió la resistencia física y por eso no pudo completar la remontada. Se cortó la racha de triunfos, quedó a 12 puntos del tercer puesto de la tabla y perdió dos jugadores de cara al compromiso ante Banfield: Danelón se desgarró y Busse vio la roja.

Dormido. Así comenzó Huracán el partido que se jugó ésta tarde en el Palacio. Los errores y la desatención llegaron a tal punto que en cinco minutos ya perdía por la mínima y antes de llegar a la media hora ya estaba dos goles abajo. Las filtraciones por las bandas generaban peligro debido a que Zaragoza y Sotelo tuvieron complicaciones a la hora de marcar, además, fueron condicionados por el árbitro al recibir, ambos y muy pronto, la tarjeta amarilla. Respecto al ataque, Danelón era quien más profundizaba en el conjunto de Llop. También las figuras de Barrientos y Giménez fueron creciendo a base de sacrificio.

Sin embargo, el Globo reunió nuevamente esperanzas al descontar antes de que se acabe la primera mitad. Barrales cabeceó a la red un córner ejecutado por Milano y puso las cosas 1-2, con más de un tiempo por delante. Los de Llop presionaron a la Gloria y, con más voluntad que juego, lo arrinconaron en el área de Chiarini; pero no fue hasta los 23 del complemento que logró sellar el empate. Una vez más, Barrales, de cabeza y tras un córner.

La salida de ambos laterales en el entretiempo implicó el rearmado de la defensa. Ferrero ocupó más el sector izquierdo que la cueva, el debutante Correale fue quien acompañó a Mancinelli en la zaga y Danelón se retrasó hacia la posición de 4, lo cual quitó mucha profundidad al ataque quemero. Recién con el ingreso de otro que debutó, Espinoza, fue que el conjunto local pudo ganar metros en terreno rival y frescura en la ofensiva. También fue de carácter fundamental el fútbol que significó la entrada de Sánchez Prette. El cordobés manejó los hilos y se puso el equipo al hombro.

Los correctos pero tempranos cambios que dispuso Llop conllevaron la imposibilidad de darle oxígeno a sus jugadores sobre el final. Se sintió mucho el cansancio de Barrientos y Giménez, ambos de enorme entrega durante los noventa minutos. Esta situación se acentuó con la expulsión de Busse. El Globo se estancó y no tuvo piernas para alcanzar la hazaña. Fue empate y a pensar en Banfield. Como dije hace ya varias fechas, hay material, pero hay que demostrarlo.

Huracán: Islas; Zaragoza, Mancinelli, Ferrero, Sotelo; Danelón, Barrientos, Busse, Giménez; Milano y Barrales.

DT : Juan Manuel Llop.

Instituto: Chiarini; Báez, Martorell, Zbrum, Damiani; Delmonte, Correa, Canever, Aguirre; Burzio y Bazán.

DT: Frank Kudelka.

Árbitro: Héctor Paletta.

Estadio: Tomás Adolfo Ducó.

Cambios: 0 ST – Correale por Sotelo; 0 ST – Sánchez Prette por Zaragoza; 7 ST – Espinoza por Danelón; 19 ST – Uriarte por Correa; 28 ST – Bernardi por Buzio; 35 ST – Soda por Bazán.

Goles: 5 PT – Aguirre; 27 PT – Martorell; 29 PT – Barrales; 23 ST – Barrales.

Amonestados: 10 PT – Zaragoza; 28 PT – Islas; 40 PT – Sotelo; 40 PT – Correa; 4 ST – Milano; 14 ST – Delmonte; 21 ST – Báez; 32 ST – Busse.

Incidencias: A los 24 ST recibió su segunda tarjeta amarilla y fue expulsado Delmonte. A los 40 ST recibió su segunda amonestación y vio la roja Busse.


Dejanos tu comentario:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.