Empate en el Ducó entre el Globo y la Gloria. Partido con altibajos, emocionante, de ida y vuelta en el primer tiempo, solo de ida en el segundo… Huracán no logró la remontada. Pagó caro los primeros minutos en los cuales se mostró desorganizado en la última línea. Actuaciones destacables, que analizamos a continuación.

Daniel Islas (5.5): No tuvo responsabilidad en los goles, aunque estuvo inseguro durante el transcurso del partido. Pocas veces atrapó la pelota en un tiempo y demoró salidas inncesearias, en especial, con el marcador en contra.

Leonardo Zaragoza (4.5): En su primer partido por torneo local no pudo tener la misma calidad que en los entrenamientos. El cambio en el entretiempo lo dejó sin chances de mostrar su juego. Esto recién comienza, puede llegar a ser un gran lateral derecho.

Federico Mancinelli (5): Volvió a su verdadera posición, sin embargo no pudo hallarse en la misma. Tuvo algunas fallas en el primer tiempo y no pudo complementarse con Zaragoza por el sector derecho de la defensa.

Alexis Ferrero (6): El mejor del fondo. El oficio que tiene para marcar solventa toda dificultad física que pudiera llegar a tener. Ganó siempre de arriba y comandó la defensa cuando se tuvo que rearmar en el complemento.

Guillermo Sotelo (4.5): Floja participación de Yuli, que salió en parte por decisión del entrenador y también porque sufrió un golpe en el rostro. Quedó en falta con la marca y con la proyección.

Alexis Danelón (6): Definitivamente, su posición es la de volante. Es el jugador que más ultraja el terreno rival. Profundiza y llega constantemente a posición de centro y, en ocasiones, de gol. Lamentablemente para el equipo, se desgarró y tendrá al menos dos semanas de recuperación.

Hugo Barrientos (7): Se adueñó completamente del mediocampo. Como digno soberano de la zona, manejó los espacios del campo de juego con alteza. Fue el corazón del equipo y casi toda jugada elaborada pasó por sus pies. Sobre el final, la entrega le pasó factura y se le notó el cansancio.

Walter Busse (5.5): El ex Independiente tuvo un partido con altibajos. Alternó buenas con muy buenas, como así también, malas con muy malas. Luchó en el medio, colaboró en el fondo y se aproximó al arco del conjunto cordobés. Pero la expulsión inclina la balanza de su regular actuación.

Matías Giménez (6.5): Al igual que los demás, tuvo un arranque defectuoso, aunque su nivel mejoró mucho incluso cuando aún se jugaba la primera mitad. Mucho sacrificio al comprometerse con la defensa y resignar sus labores ofensivas. Al igual que el capitán, durante la agonía del partido sufrió el desgaste físico.

Mauro Milano (5): El punta comenzó el partido jugando muy cerca de Danelón y casi alternando la posición de 8 con el ex Central. No pudo concretar la última instancia del desborde durante la primera mitad y terminó siendo uno de los más participativos, por tanto, más errático. En el complemento, limó asperezas y tuvo varias chances para marcar.

Jerónimo Barrales (7): Ocurrió algo más que positivo en referencia al Cacique, como se lo llama en la Bonavena; quizás no demostró la misma fiereza que en actuaciones pasadas, no obstante, lo reemplazó con la tan necesitada y pendiente cuota de gol. Doblete para el ex Banfield, que es el goleador de Huracán en la temporada.

Leonardo Correale (6): Buen debut del central, que jugó junto a Mancinelli y Ferrero sin dejar que se note la diferencia de edad y experiencia. Firmeza en la línea de fondo.

Cristian Sánchez Prette (6.5): La versión del cordobés que todos queremos se hizo presente en el Ducó. Tomó las riendas del equipo, puso la pelota en el piso, pensó, distribuyó y hasta remató. Estuvo muy cerca del gol.

Cristian Espinoza (6.5): Comienzo prometedor del punta quemero, quien tuvo sus primeros minutos como jugador profesional. Pese a jugar sobre la banda y no en su sector, marcó la diferencia con su velocidad y encare. Ante las ausencias de Busse y Danelón, es candidato a la titularidad pensando en el próximo partido.

El Puntaje Aguante Huracán de la fecha es 5,82. Cerca de aprobar, pero no fue suficiente. Rendimientos muy buenos y algunos no tanto. El siguiente rival será Banfield, cotejo con sabor a Primera División. Como siempre digo, cada oportunidad es la ideal para mejorar el juego individual y colectivo.


Dejanos tu comentario:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.