Huracán perdió ante Patronato por 1-0 en Paraná. El Globo volvió a jugar mal y no encuentra el rumbo.

Mohamed no le encuentra la vuelta y la suerte tampoco lo acompaña. Si bien contra Patronato hubo un equipo con mayoría de suplentes, los jugadores no estuvieron precisos y jugaron, por momentos desmotivados.

Nunca se pudo observar la intención del equipo en el campo. Huracán fue incapaz de hacerse dueño de la pelota y la única clara que tuvo no la pudo convertir.

Si bien la derrota fue por una desatención defensiva y un mal cálculo de Silva, el Globo solo generó peligro por medio de remates de media distancia y una pelota parada sobre el final.

El Turco no pudo adaptarse al plantel, ni el plantel a él. El próximo jueves habrá un compromiso crucial por Copa Libertadores y habrá que levantar cabeza rápido.


Dejanos tu comentario:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.