Aguante Huracán analiza el rendimiento de cada jugador del Globo en el triunfo por 3 a 1 ante Cruzeiro. El equipo de Apuzzo mostró su mejor versión y rendimientos muy altos que le permitieron opacar por completo al bicampeón brasilero.

Marcos Díaz: El arquero mostró seguridad en cada centro que cayó dentro de su área. En el primer tiempo, además, desvió dos pelotas con destino de gol: primero resolvió con un rebote al costado tras un potente remate de media distancia, y luego salió lejos y le impidió el grito a Cruzeiro en su llegada más clara. (7)

Federico Mancinelli: Esta vez no se sintió incómodo en su papel de lateral, y fue uno de los jugadores más sobresalientes de la última línea. Abundó en sacrificio, intensidad y orden por el sector derecho. En el complemento tuvo recompensa: cabezazo y 3 a 1. (7.5)

Hugo Nervo: No mostró complicaciones y tampoco sufrió en el mano a mano con Leandro Damiao. El zaguero siempre estuvo bien parado y esto fue determinante para nunca quedar sorprendido ni a destiempo.(6)

Eduardo Domínguez: Al igual que su compañero de zaga, mostró orden y controló sin problemas al “9” adversario. Tuvo claridad en las salidas también, aunque cometió un infantil penal luego de un contragolpe. (6)

Luciano Balbi: Es determinante en el juego defensivo del equipo. Lo demuestra cuando está, y más aún cuando no lo hace. Ante Cruzeiro no perdió ni una pelota y ganó siempre en las divididas. Carece de proyección en ataque, pero en la marca muestra excelencia. (7)

Federico Vismara: Brillante partido del número 5 de Huracán. Fue, una vez más, el cerebro del equipo. Mostró proyección, inteligencia, sacrificio e intensidad. Leyó, nuevamente, el partido mejor que nadie. Siempre eligió a la perfección dónde destinar la pelota y, aún rodeado por varios rivales, todas tuvieron como destino a un compañero. (9)

Lucas Villarruel: El buen desempeño de la Bruja también se justifica por la tarea que realiza el juvenil a su lado. Vismara no juega igual de bien sin él como acompañante. Villarruel volvió a jugar un gran partido, recuperando una gran cantidad de pelotas e incluso participando en la generación de juego. Fue clave en el primer gol tras una sutil asistencia a Ábila. (7)

Edson Puch: Cumplió con cada petición del entrenador. Fue vertical y productivo por el sector derecho del ataque. Además, creó un jugadón y le sirvió el tanto a Ábila en el 2-0. No es poco. (7)

Patricio Toranzo: No tuvo un gran desempeño, comparado a la vorágine e intensidad con la que jugaron sus compañeros. Su rendimiento fue creciendo con el correr de los minutos. (6)

Alejandro Romero Gamarra: Volvió a exponer incomodidad por la banda izquierda del ataque. Le costó retroceder con su marca y no pudo peligrar estando tan abierto en el campo. De todas formas creó algunas jugadas peligrosas y mostró compromiso en la marca, más allá de no adaptarse a la misma. (6)

Ramón Ábila: Determinante con sus dos goles. Pero no fue solo eso por lo que se destacó en el partido. Aparte de callar voces con su doblete, aguantó la pelota y ganó de arriba más de lo que acostumbra. Se agranda y mejora su rendimiento en las difíciles, algo muy importante para un jugador. (8)

Agustín Torassa: Aportó velocidad y tenencia de la pelota por el sector derecho desde que ingresó en el complemento. No tuvo posibilidad de pisar el área contraria. (6)

Ezequiel Gallegos: Ingresó en los últimos minutos para recuperar la pelota en el mediocampo. (-)

Ivan Moreno y Fabianesi: Ingresó en los últimos minutos para tener la pelota. (-)


Dejanos tu comentario:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.