Aguanta Huracán analiza el rendimiento de cada jugador del Globo en el empate en cero ante Cruzeiro. Federico Vismara fue quien se llevó lasmiradas del estadio Mineirao y también hubo muchos puntos altos en defensa.

Matías Giordano: Al arquero no le pesó el partido y desarrolló un buen desempeño. Tapó un cabezazo a quema ropa en el primer tiempo y, con algo de inseguridad pero con eficacia, usó sus puños en la mayoría de los centros que cayeron dentro de su área. (6)

Federico Mancinelli: El lateral derecho sufrió el escaso retroceso del mediocampo por su sector. Sin embargo, nunca quedó mal parado en la marca y siempre decidió bien ante el dos-uno de Cruzeiro. (6)

Hugo Nervo: Tardó en acomodarse en el partido. Expuso algo de desorden en la primera mitad y abusó de faltas cercanas al área de Huracán en varias ocasiones. Se afianzó en el complemento y fue importante en el juego aéreo. (5.5)

Eduardo Domínguez: Le tocó bailar con la más fea. Damiao nunca pudo deshacerse de su marca y siempre se mostró fastidioso ante la presión del capitán, que en la primera que lo fue a buscar lo dejó dolorido en el piso. Domínguez sacó todo lo que cayó en el área del Globo y cuando pudo salió jugando con criterio. (7)

Luciano Balbi: Al igual que Mancinelli, quedó en varias ocasiones en desventaja ante los ataques del Cruzeiro. Wiliams, jugador más rápido y vertical del rival, nunca pudo superar la marca del ex Lanús, que realizó un desgaste físico muy importante y siempre se mostró ordenado en el lateral izquierdo. Nunca perdió en el mano a mano y por momentos se multiplicó para cerrarle los caminos al local. (7.5)

Federico Vismara: Fue una enormidad lo que jugó Vismara en Brasil. Fue el soporte más importante del equipo, tanto en la recuperación como en momentos en los que se necesitaba cuidar la pelota. Leyó a la perfección las intenciones del mediocampo brasileño y, por medio de anticipos e intervenciones, recuperó varias pelotas y le dio aire a un equipo que por momentos parecía debilitarse. (8.5)

Lucas Villarruel: Se sacrificó y aportó mucho desgaste físico en el mediocampo. Tuvo a su favor la gran participación de la Bruja, pero ésta no opacó su rendimiento. Por momentos sufrió jugar tantos minutos sin la pelota, manera con la que se siente más cómodo. (6)

Patricio Toranzo: Apático, lento, perdido. No fue el mejor partido del Pato en Huracán. Sufrió demasiado el planteo que diseñó el Globo en tierras brasileñas y nunca se adaptó a las necesidades del equipo. (4)

Alejandro Romero Gamarra: Ausente y con poca participación en el primer tiempo. Mejoró y creció con el ingreso de Montenegro, donde también metió dos pelotas de gol a Ábila. (5.5)

Agustín Torassa: Fue quien más se sacrificó en el sector ofensivo con la marca. Cada vez que recibió la pelota estuvo muy lejos de sus compañeros y le costó asociarse, aunque su velocidad fue importante y el equipo disminuyó en peso ofensivo con su salida. (6)

Ramón Ábila: Solitario. Ese es el adjetivo que describe a la perfección el partido de Wanchope. Debió luchar ante cuatro potentes defensores rivales y se las ingenió para preocupar a los 20 mil brasileños presentes en el estadio. (6)

Daniel Montenegro: Su ingreso le aportó aire y algo de fútbol al equipo dentro de un planteo mezquino. Con un remate desde afuera estuvo cerca de inflar la red e hizo crecer el rendimiento de Romero Gamarra. Tuvo unos buena media hora de juego, donde mostró cosas distintas a las que hicieron el resto de sus compañeros. (6.5)

Ezequiel Gallegos: Entró a comerse la cancha. Y se la comió. Mostró decisión y velocidad en el mediocampo, donde recuperó varias pelotas y hasta se animó a asociarse en los últimos metros. (6.5)

Guillermo Sotelo: Entró en los últimos minutos para suplantar al lesionado Balbi. Debió intervenir dos veces y lo hizo de buena manera. (-)


Dejanos tu comentario:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.