Aguante Huracán analiza el rendimiento de cada jugador del Globo en el empate en cero ante Independiente (Santa Fe), por la ida de la final de la Copa Sudamericana. El equipo de Domínguez careció de ideas en la generación y fue dominado por sus propias imprecisiones.

Marcos Díaz: El arquero de Huracán recuperó la confianza y trasmitió seguridad durante todo el partido, salvo en una jugada en la que tardó un tiempo en rechazar con los pies. Salió de manera correcta en los centros y controló sin dar rebote las pocas aproximaciones del adversario. (6)

José San Román: El lateral derecho mostró empeño, actitud y confianza en un partido complejo. Intentó ser opción de pase constantemente durante el primer tiempo y participó en las pocas jugadas claras de ataque que tuvo el equipo, dejando a un lado sus limitaciones. En los últimos minutos del partido sintió el cansancio y fue desbordado. (6)

Hugo Nervo: Correcto partido del capitán, aunque sin la seguridad que acostumbró dar en el año. Falló en el despeje en la jugada que derivó en el cabezazo de Angulo y falló en la precisión de algunas salidas. (5)

Federico Mancinelli: El defensor tuvo una tarea similar a la de su compañero de zaga. Fue sólido desde arriba y logró varios anticipos, aunque no pudo evitar errar pases en la salida debido a la presión constante del rival, que fatigó a él y a toda la defensa. (5.5)

Luciano Balbi: El lateral tuvo poca participación en ataque. En defensa no tuvo fallas determinantes, pero no logró evitar el peligro por su sector. Por momentos se cerró y liberó la banda, lo que provocó varios centros del rival en la segunda etapa. (5)

Federico Vismara: Fue uno de los puntos más altos de Huracán, sin la necesidad de jugar habitúa hacerlo. Ante Independiente recuperó varias pelotas, generó juego y adelantó al equipo; pero erró algunos pases claros que derivaron en avances peligrosos contra el arco de Marcos Díaz. (6)

Mauro Bogado: Sin ser demasiado preciso, fue uno de los jugadores más influyentes del equipo. Ganó varias pelotas en el mediocampo y fue clave en la recuperación mediante su potencia y velocidad, contrarrestando la lentitud de sus compañeros en ése sector y el físico del rival. No pudo incluirse en el juego ofensivo del equipo. (6)

Patricio Toranzo: No logró sacar provecho de su calidad. Perdió muchas pelotas debido a la presión del rival y jugó incómodo durante todo el partido. Por momentos desapareció del partido, más allá del buen arranque. Le faltó rebeldía y movilidad, características claves en éste tipo de encuentros. (4.5)

Daniel Montenegro: Mostró actitud. Fue lo único que lo diferenció de Toranzo en el partido, porque tampoco pudo generar juego, eligió mal cuando recibió la pelota y mostró poca movilidad para recibir con mayor comodidad. (4.5)

Cristian Espinoza: La joya del Globo no logró sacar provecho de su velocidad. Se lo notó sin confianza para encarar y con algunas molestias, debido al patadón que recibió de Ponzio en la semifinal. Será importante si está en su plenitud para el partido de vuelta. (4.5)

Ramón Ábila: Fue la única alternativa del equipo en ataque. Nunca se rindió pese a la potencia física de los centrales y la altura de los mismos. Logró darse vuelta en tres jugadas dentro del área, aunque le faltó puntería. Mostró un sacrificio y un coraje que estuvo a la altura de una final. (6.5)

Ezequiel Miralles: Su ingreso no fue malo y logró ganar algunas pelotas para luego asistir a Ábila. (-)

David Distéfano: Ingresó para peligrar por el sector izquierdo, aunque recibió muy poco la pelota. (-)


Dejanos tu comentario:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.