Aguante Huracán analiza el rendimiento de cada jugador del Globo en el empate en cero ante Universitario de Sucre. El equipo de Néstor Apuzzo no desarrolló un buen papel y su principal figura estuvo bajo los tres palos.

Matías Giordano: Su rendimiento es fiel reflejo de la confianza que adquirió en los últimos partidos. El arquero se lució con cuatro tapadas importantes y esta vez mostró muchísima seguridad en los centros. El mérito es mayor debido a que jugó con una molestia muscular desde el primer minuto del cotejo. (8)

Federico Mancinelli: Le costó interrumpir los avances de Castro por su sector y por momentos se centralizó mucho en el terreno. Quedó expuesto porque el rival eligió su banda para realizar la mayoría de sus ataques. Fue importante en el juego aéreo durante el complemento. (5.5)

Hugo Nervo: No tuvo un buen primer tiempo y Huracán sufrió muchísimo los centros frontales. No es sencillo marcar a un jugador de 196 centímetros como Mercado, y esta dificultad sobresalió en la primera mitad, en parte, por su culpa. En el complemento se acomodó con la salida del potente delantero y no abusó de la infracción como en otras ocasiones. (5)

Eduardo Domínguez: Tardó en acomodarse pero terminó siendo el punto más alto de la defensa. Le costó, al igual que a su compañero de zaga, reprimir el juego aéreo de Mercado. Mejoró en la segunda mitad. (6)

Guillermo Sotelo: No participó en ataque y sufrió mucho por su sector en defensa. Expuso diversas dificultades de ubicación, y en el mano a mano nunca pudo recuperar la pelota. Padeció de la falta de retroceso del mediocampo por su sector. (4)

Federico Vismara: Preciso y seguro con la pelota en los pies. No falló un pase. Realizó una buena lectura de juego, aunque, esta vez, a diferencia de lo que brindó en Brasil, no fue sinónimo de recuperación en el mediocampo. (6)

Lucas Villarruel: Le costó encontrar ubicarse en el campo de juego y, al estar tan pegado de la última línea, Huracán liberó el mediocampo y le cedió espacio a Universitario para que maneje la pelota y envíe centros frontales. Su mejor participación en el partido fue una asistencia de gol a Ábila, que lo dejó cara a cara con el arquero. (5)

Agustín Torassa: Su velocidad no fue útil para que la defensa rival no avance en el terreno. Luchó demasiado y su participación con la pelota fue nula. Es cierto, claro, que cada vez que recibió la pelota siempre estuvo muy lejos de sus compañeros. (4.5)

Daniel Montenegro: Tuvo muy poca participación con la pelota. Cuando recibió, no encontró a compañeros y se mostró lento en la transición. Por momentos hizo una de más. No fue influyente en el desarrollo del partido. (4.5)

Alejandro Romero Gamarra: Durante el primer tiempo, jugó a un toque, tuvo criterio con la pelota en los pies y siempre asistió a un compañero. En el complemento sintió el cansancio, jugó muy lejos de Ábila, y le fue imposible retroceder con su marca. (5.5)

Ramón Ábila: Solitario, como desde que empezó el año. Pero esta vez volvió a tener algunas chances claras. Y en las dos falló. Muchas veces quedó en posición adelantada, de manera infantil. (4)

Ezequiel Gallegos: Entró a comerse la cancha, al igual que en Brasil. Esta vez tuvo que lidiar con un cansado mediocampo y debió esforzarse más de la cuenta. Jugó menos de media hora. (6)

Ivan Moreno y Fabianesi: Ingresó en los últimos minutos y tuvo poca participación, con o sin la pelota. (-)

Santiago Echeverría: Ingresó en los últimos instantes para despejar todo lo que cayera en el área. No tuvo oportunidad. (-)


Dejanos tu comentario:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.