Huracán volvió a ser superado y sigue siendo el equipo más perdedor del torneo. Al cabo de 12 fechas, la mitad más uno de los partidos fueron derrotas. Ayer, los jugadores volvieron a demostrar que el último puesto se corresponde a lo que hacen dentro del campo de juego. Según los números, son los peores. Veamos cómo resulta un nuevo Puntaje AH.

Daniel Islas (6): Nada que hacer en el primer gol, de hecho, sacó un gran remate en la jugada previa. En el segundo y tercero podría habe ofrecido mayor resistencia, pero es el menos responsable y el único refuerzo que hasta ahora rindió. Pese a los tres tantos recibidos, tapó otras tres o cuatro pelotas con destino de red.

Federico Mancinelli (4): No se halla en la posición de lateral. Por supuesto que no es su culpa si supo rendir como central en los primeros partidos y aún así lo mandan a hacer la banda. Flojo cuando quiso proyectarse. Perdido cuando, luego de la expulsión de Erramuspe, se unió a Domínguez en la zaga central.

Rodrigo Erramuspe (3.5): Había zafado de la roja ante Atlético Tucumán, pero no ayer. Fue expulsado correctamente por doble amarilla. Irresponsabilidad total por dejar al equipo con uno menos a los 15 segundos de iniciado el segundo tiempo. En la primera mitad, la única que jugó, anduvo irregular.

Eduardo Domínguez (2.5): Pésimo partido del defensor. No solo volvió a cometer un error grosero que, para no perder la costumbre, terminó en gol rival, sino también en líneas generales su actuación fue muy floja. No ganó en el juego aéreo y los delanteros contrarios lo volvieron loco al encararlo. A destiempo en varias ocasiones.

Guillermo Sotelo (3): Sin marca, ni proyección. Nunca se conectó con Martínez, que jugó delante suyo. Tampoco pudo acoplarse defensivamente a Domínguez. Su banda, la izquierda, fue la más ultrajada. En el segundo gol, se queda parado ante una pobre gambeta de Blanco.

Walter Busse (3): Poco y nada. Juega acelerado y se olvida del balón. No toca bien, no funciona como enlace, tampoco como volante de contención. Su función dentro del campo es toda una incógnita. Sin compromiso con la marca. Un remate desviado en el segundo tiempo fue lo único que hizo en 90 minutos.

Hugo Barrientos (2): No tuvo ninguna jugada favorable a destacar. Sabemos que como generador de juego no funciona, pero si tampoco puede cortar avances rivales y cuando lo encara un rival lo deja varios metros atrás, debe salir del once titular. No se hizo nunca dueño del mediocampo, pese a contar con su propia experiencia y la compañía de dos jugadores a sus costados.

Ezequiel Gallegos (3): Haciendo el esfuerzo para destacar algo, se podría decir un poco de voluntad. Sin embargo, a diferencia del partido anterior, no demostró ninguna cualidad futbolística. No funcionó ni a nivel defensivo, ni ofensivo. No contuvo, ni generó juego.

Mauro Milano (5): Posiblemente, el jugador de campo más participativo. Más ganas que otra cosa, encaró en más de una oportunidad a los defensores del «Patrón». Una única jugada de riesgo, al dejar atrás a un rival y pegarle por encima del travesaño.

Gonzalo Martínez (3): El «Pity» suele tener participaciones opuestas: bastante buenas o bastante malas. Lamentablemente, en Paraná tuvo una de las últimas. Nunca encontró su lugar dentro de la cancha y no pudo generar peligro alguno. En varios momentos, se lo vio desconcentrado, fuera del partido.

Daniel Vega (4.5): La voluntad y el sacrificio siguen siendo las características más destacada de su juego. Corre todas pero casi siempre está lejos del arco. Tuvo una chance clara, que remató con potencia por encima del travesaño. Muy solo arriba.

Cristian Sánchez Prette (4): Llop lo mandó al campo desde el inicio del segundo tiempo para que se haga cargo del equipo y sea el volante creativo. Lo intentó pero no pudo. Lo que hizo en 48 minutos, un tiro libre desde muy lejos que Bértoli desvió al córner (otro arquero la agarraba tranquilo) y un buen cambio de frente para Vega.

Lucas Villarruel (4): Llop lo envió a la cancha para que sea el lateral derecho del equipo, ante el cambio de Mancinelli a la zaga central por la expulsión de Erramuspe. No es su lugar en el campo y entró en un partido caliente. No hizo la diferencia y no hay ninguna jugada destacable en la que haya participado.

Nicolás Minici (4): Ingresó a los 20 del complemento en lugar de Sotelo para cumplir la misma función en la que se estaba desenvolviendo el juvenil. Fue más fuerte que él en la marca. Nada más que decir.

El Puntaje Aguante Huracán de la fecha es 3,67. Hasta ahora, es el puntaje más bajo, siendo incluso menor al obtenido luego de la derrota en Junín ante Sarmiento. El Promedio AH es exactamente de 5. En un único partido el equipo aprobó, fue en la victoria frente a Banfield en el sur. Hay que obtener resultados y mejorar colectivamente, y hay que hacerlo de forma inmediata.


Dejanos tu comentario:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.