Aguante Huracán analiza el rendimiento de cada jugador del Globo en el triunfo por 4 a 3 ante San Martín de San Juan. El equipo de Eduardo Domínguez ganó recuperación en el mediocampo con el regreso de Friztler y volvió a ser contundente en los metros finales.

Marcos Díaz: En su partido número 100 con la camiseta de Huracán, el arquero no tuvo incidencia en los goles adversarios. De todas formas mostró poca presencia en el área y salió a cortar en muy pocos centros. Con los pies estuvo más preciso que en otras ocasiones. (5)

José San Román: El lateral aportó mucho desequilibrio en ataque por la banda derecha. Cada vez es más determinante con su gambeta y logra generar peligro en campo adversario. Defensivamente no estuvo del todo sólido, aunque aún así recupero varias pelotas. (6)

Hugo Nervo: El capitán aún no logró alcanzar el nivel que exponía antes de su lesión tras el accidente. Rinde y es importante en la última línea, pero puede dar mucho más. En el segundo gol rival no coordinó con Risso y ambos fueron a buscar la misma pelota. (5)

Mario Risso: El zaguero uruguayo tuvo un desempeño correcto. Quedó pagando en el 2-1 al igual que Nervo. Tuvo una mejora notoria con respecto a sus primeros partidos. Es astuto en la ubicación pero le falta velocidad y técnica para no complicarse en demasía ante la presión de la delantera adversaria. (5.5)

Luciano Balbi: Flojo partido del 3. Otro más. Tuvo muchos inconvenientes con los pelotazos cruzados. Los rivales conocen sus limitaciones y utilizan una y otra vez dicho recurso. Los sanjuaninos no fueron la excepción. El lateral fue superado en varias jugadas y se centró innecesariamente en la defensa, dejando libre su sector de marca. (4.5)

Lucas Villarruel: Muy flojo. Desorientado. Nunca encontró su lugar en el campo. Casi no influyó en la recuperación ni en la generación de juego. Dividió varias pelotas de forma innecesaria y titubeó en el mano a mano con el arquero. (3)

Matías Fritzler: ¡Cómo lo extrañábamos! El 5 fue el dueño del mediocampo. Robó de arriba y de abajo. Logró varios anticipos y siempre eligió bien dónde destinar la pelota. Hasta hizo un gol. Fenomenal desempeño. (8)

Alejandro Romero Gamarra: El Kaku volvió a ser desequilibrante en el mano a mano. Su partido fue de menor a mayor. Se vio obligado a protagonizar la creación y lo hizo de buena manera. Le puso una excelente asistencia a Ábila en el cabezazo. (6.5)

Lucas Chacana: Muchas intenciones y pocas conclusiones. No logró terminar casi ninguna jugada. Por momentos se escondió en el área cuando la pelota circuló por su sector. Con el tiempo se adaptará al busco cambio de categoría. (4)

Ezequiel Miralles: Fue útil. Mostró movilidad y asistió al 9 en el 2 a 2, luego de anticipar en una jugada de ataque de San Martín. No pudo convertir porque Wanchope lo molestó. Le faltó constancia, apareció solo en jugadas puntuales. (5.5)

Ramón Ábila: Jugó a lo Wanchope. Apareció en los momentos más complejos. No tembló en el área, dejó a dos rivales en el camino y definió de zurda como si fuera su pierna hábil. Y hasta aprendió a cabecear, je. (8)

Mariano González: Con el correr de los partidos demostró que, después del 9, es el jugador con mayor intuición para llegar al gol en el equipo. Hoy tuvo buenas jugadas desde su ingreso y volvió a convertir en un momento decisivo. (6.5)

Daniel Montenegro: El 10 entró enchufado y participó en varias jugadas de ataque. Jugó varios minutos de centrodelantero. (-)

Mauro Bogado: El volante aportó oxígeno al mediocampo y recuperó más pelotas que las que robó Villarruel a lo largo del partido. (-)


Dejanos tu comentario:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.